Nieve y un Corvette C7 Stingray, una mezcla no muy buena

0

Aunque hace tan sólo unos meses que los primeros Chevrolet Corvette C7 Stingray comenzaron a llegar a sus afortunados propietarios, son ya varias las unidades que han sido destrozadas por ciertas acciones de sus propietarios que, quizá si se hubiesen detenido a pensar fríamente lo que iban a hacer nunca hubiesen ocurrido.

En esta ocasión quiero mostrarte el Chevrolet Corvette C7 Stingray que ves en pantalla, un superdeportivo americano de color rojo que ha sido destrozado, al parecer, mientras descansaba en un patio repleto de coches perteneciente a un concesionario localizado en Milwaukee. Curiosamente, al menos hasta que las autoridades aclaren qué pudo haber ocurrido, el vehículo oficialmente estaba parado.

Destrozan un Corvette C7 Stringray a estrenar por demostrar de qué es capaz

 

Según información extraoficial al parecer “alguien” se montó e intentó demostrar de qué era el vehículo capaz en un entorno como el que ves en las fotos, es decir, en mitad de un patio escurridizo por la nieve caída el día anterior. Poco después de empezar a “disfrutar” del superdeportivo al parecer el conductor debió perder el control del mismo y acabó estrellándose contra un vehículo estacionado cerca.

Como recordatorio, el vehículo que ves en pantalla monta un motor V8 atmosférico de 6.2 litros, un bloque capaz de homologar 466 caballos a 6.00 rpm y 630 Nm de par máximo a 4.600 rpm. Gracias a este potencial y a un preso de aproximadamente 1.495 kilogramos la última generación del Corvette es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4 segundos.

Nieve y un Corvette C7 Stringray, una mezcla no muy buena 2

Vía: wreckedexotics

Si te interesa esta noticia...

Usamos cookies para personalizar su experiencia. Si sigue navegando estará aceptando su uso. AceptarLeer más