Nissan todavía no tiene claro el rumbo de la nueva generación del GT-R R36

0

Como bien sabes, Nissan ha desvelado recientemente en forma de un prototipo muy cercano a su guisa de producción cómo será la nueva generación del deportivo Z, que presumiblemente conoceremos bajo el nombre de 400Z y que no llegará a Europa como ya te contamos. Pero… ¿qué pasa con el GT-R? Un modelo ya de acusada veteranía y cuyo reemplazo ha sufrido ya algunos retrasos y todavía podrían haber más.

Y es que Nissan todavía no tendría muy claro a estas alturas qué configuración mecánica adoptar para su relevo que debería llegar en 2023 según las previsiones actuales. En una reciente entrevista por parte de Carsguide al vicepresidente de planificación de producto a nivel global, Iván Espinosa, ha respondido a algunas preguntas al respecto por parte de los periodistas.

En concreto, se le ha preguntado acerca de si el próximo GT-R será un híbrido de altas prestaciones y Espinosa ha contestado al respecto que la madurez de las tecnologías serán las que determinarán cuál es la elección más correcta: «necesitamos hacer frente al ritmo de madurez de la tecnología, la experiencia que queremos crear y las expectativas del cliente», afirmó.

Hibridar un vehículo implica añadir peso y complejidad al vehículo, algo que tal y como ha admitido espinosa, no es lo más adecuado para un deportivo como el GT-R, pero por otra parte también ha dejado patente que las tecnologías están constantemente en evolución y que por ende estas dos contrapartidas puedan tener mucha menor presencia.

Recordemos que los últimos rumores respecto a este nuevo GT-R hablaban del uso de la tecnología KERS similar a la vista en los coches de competición de Le Mans de Nissan.

También podría gustarte