No habrá un Porsche 911 100% eléctrico, pero puede que sí un 718

0

Aunque Porsche apostará fuerte por la electrificación de su gama, el Porsche 911 no parece que vaya a sucumbir a esta corriente que asentará y comenzará a implementar en el núcleo de la marca el Mission E con la tecnología de 800 voltios que asegura tiempos de carga cortos y amplios rangos de autonomía.

Y esta confirmación viene a través de un canal tan oficial y vigoroso como es el propio CEO de la firma, Oliver Blume, en una entrevista con periodistas durante el marco de la presentación anual de resultados de la firma, donde confirmó además algo que ya sabíamos, y es que se encuentran desarrollando un 911 híbrido enchufable, que llegará cuando el deportivo alemán reciba el lavado de cara sobre su generación siguiente (bajo el código 992), para lo cual todavía queda un periodo largo de tiempo por delante.

Eso sí, los modelos que tienen papeletas tienen para pasar por dicho proceso de electrificación serán los 718 Boxster y Cayman, si bien todavía no hay una decisión tomada al respecto (y de hacerlo, sería para su próxima generación, lo cual queda todavía lejos al ser modelos de 2016), ya que el grueso de atención en I+D está fundamentalmente puesto en el Mission E, además de estar realizando fuertes inversiones para poder desplegar una red de 400 estaciones de carga rápida en Europa para el año 2020.

¿Cuál es el motivo de que Porsche ni tan siquiera se plantee un 911 eléctrico a largo plazo aún siendo el movimiento natural de la industria? Ser fiel a sus principios. Algo que en Stuttgart, generación tras generación han tratado de cumplir religiosamente a fin der poder satisfacer a los fanáticos del modelo.

 

Si te interesa esta noticia...

Update CMP