Motor, competición y nuevos lanzamientos

El nuevo Volkswagen Polo apostará por un 2.0 TSI procede del Golf GTI con 200 CV

0

Aún con el incipiente recorte de modelos deportivos o de altas prestaciones dentro de Volkswagen por el escándalo ‘Dieselgate’, tanto el Golf GTI como el Polo GTI seguirán teniendo su asiento asegurado en la gama. Y precisamente, la nueva generación de este último es ahora la protagonista por las informaciones que circulan relativas a cuál será el corazón que mueva el conjunto en su relevo.

Haciendo una recapitulación del Volkswagen Polo GTI, sabrás que ha jugado en diferentes cilindradas a lo largo de estas últimas generaciones. Si su periplo sobrealimentado arrancó con el mítico 1.8 Turbo, más tarde, con la corriente del downsizing, se decantó por el 1.4 de 180 CV para más adelante ser reemplazado por el 1.8 TSI de 192 CV que es el que encontramos en el modelo que actualmente se comercializa.

Ya nos sorprendió este movimiento en el que se pasó de un motor de baja cilindrada a otro con una cilindrada superior, pero otros fabricantes ya habían realizado movimientos similares porque con el tiempo se ha demostrado que no siempre una menor cilindrada tiene correspondencia directa con un consumo o emisiones más ajustados fuera de un laboratorio. Parece que van a seguir abordando esa estrategia anti-downsizing apostando en esta nueva generación al decantarse por el 2.0 TSI cuya potencia rondaría los 200 CV heredado del anterior Golf GTI.

Esta nueva generación del Polo hará uso de la plataforma MQB A0 estrenada por el SEAT Ibiza de quinta generación estrenado hace escasos meses, y además del motor 2.0 TSI, nos encontraremos una configuración específica en dicha variante, con un kit de carrocería deportivo, llantas específicas, interior con algunos detalles diferenciados, además del diferencial electrónico XDS, amortiguadores adaptativos y otro tipo de ajustes enfocados a mejorar su comportamiento dinámico.

Vía: AutoExpress

Relacionado