¿Por qué el nuevo Subaru BRZ no tiene turbocompresor? Subaru nos lo explica

0

No pocos son los que se han preguntado por qué, pese a los rumores que apuntaban en otra dirección, Subaru no ha optado por instalar un turbocompresor en el motor de 2.4 litros del nuevo BRZ. Y la firma ha querido explicar las razones en público.

La primera generación del modelo contaba con el propulsor de 2 litros bóxer de cuatro cilindros que recibió múltiples críticas por su falta de potencia y par, quedándose incluso la primera por debajo de las cifras oficiales. Para la segunda generación, han optado por un propulsor de mayor cilindrada, potencia y par como es el 2.4 bóxer del Subaru Ascent, un SUV con tres filas de asientos.

¿Por qué el nuevo Subaru BRZ no tiene turbocompresor? Subaru nos lo explica

Sin embargo, este SUV pese a contar con el mismo bloque, sí que cuenta con turbocompresor. Y entonces… ¿por qué no el BRZ? Según el jefe de relaciones públicas de Subaru, Dominick Infante en una entrevista a Road & Track, debido a que en el Ascent el turbocompresor va montado en la parte inferior, esto supondría que los ingenieros tendrían que elevar la posición del motor en el BRZ, incrementando por tanto su centro de gravedad, y por ende, impactando negativamente sobre su comportamiento.

Además, también apunta a que dotarle de turbocompresor supondría incrementar su peso además del coste global del vehículo. El resultado es que ahora cuenta con 231 CV y un 15% más de par, alcanzando los 250 Nm. Eso sí, todavía no conocemos los datos prestacionales, pero deberían mejorar sensiblemente los registros de la primera generación, ofreciendo ahora una respuesta más suave en la entrega de potencia y siendo más homogéneo en todo el rango del cuentavueltas.

También podría gustarte