Motor, competición y nuevos lanzamientos

El rey de los sacrilegios: Este Porsche 911 tiene un motor Honda K20

0

Si eres un acérrimo fanático de Porsche, lo que vas a ver a continuación posiblemente te sitúe cerca del infarto por el sacrilegio que supondrá para tus principios más básicos. Y aún más, si te decimos que se trata sobre un 911 (930). En Estados Unidos lo más habitual a la hora de hacer un swap a los 911 es meterle un motor de ocho cilindros en uve, pero en este caso, difiere de manera notable de lo que acostumbramos a ver.

De hecho, este 911 inicialmente contaba con un swap a un motor V8 LS de origen General Motors. Sin embargo, su propietario es un gran amante de los coches japoneses, así que decidió sacarlo y poner en su lugar algo más acorde a sus gustos y que a su vez lo hiciera más único: así que se decantó por el mítico K20 procedente de un Acura RSX Type S, al que se le ha añadido un turbocompresor Garrett GTX3076R y se ha acoplado este conjunto a la caja de cambios original Porsche G50 de cinco velocidades.

El K20 se caracteriza por su ligereza y fiabilidad, además de la elasticidad con la que cuenta, dando bastante juego también para poder ser preparado y exprimir al máximo sus posibilidades. También, se ha completado con unos asientos Bride, jaula antivuelco traseras frenos de Cayman y un kit de carrocería que ensalza aún más sus curvas ochenteras.

 

¿Qué opinión te merecen este tipo de transformaciones? Lo cierto es que a nosotros se nos antoja cuanto menos raro ver un 911 (930) con ese sonido tan típicamente asociado a coches japoneses con una preparación pingüe.

Si te interesa esta noticia...