Motor, competición y nuevos lanzamientos

¿Quieres un Porsche 911 (991) GT3 RS con caja manual? Este taller de Florida lo hace posible

0

El Porsche 911 (991) GT3 RS es uno de esos coches de altos vuelos que ha sucumbido al viraje al que la industria se enfrenta desde hace años en este tipo de modelos: la transición a las cajas automáticas sin opción manual, contando únicamente con una caja PDK de doble embrague, cosa que no sucede, por ejemplo, en el GT3. Pero… ¿y si te encaprichas de él y no quieres bajo ningún concepto caja manual? aunque ninguno de los departamentos más sibaritas de Porsche sea capaz de cumplir nuestros deseos, sí que existe un taller en Florida que lo hace. Ahora bien, tendrás que pagarlo y con creces.

Rob Janev es el propietario de este 911 GT3 RS protagonista de la historia que ha es o ha sido propietario de múltiples GT3 RS, así como 911 Turbo (997) o 911 (993) Carrera y ahora se ha embaucado en esta aventura, debido a que todos sus Porsche han sido manuales a excepción del protagonista de la historia, que además, cuenta con poco más de mil kilómetros en su odómetro.

Para solucionar este desencanto con el modelo, recurrió al taller de Florida (Estados Unidos) BGB Motorsports quienes adaptaron una caja manual de seis velocidades procedente de un 911 R junto con el volante bimasa, la instalación del tercer pedal, embrague, plato de presión, conversión de la palanca de cambio, diversos plásticos del salpicadero además de toda la parte electrónica, la cual incluye tanto parte del cableado de nueva factura además de la codificación necesaria a fin de que la electrónica del coche sea capaz de comunicarse con la nueva caja de cambios. Date cuenta que han tenido en cuenta también el cuadro de relojes para hacer la conversión, por lo que no encontramos ninguna indicación que nos haga pensar que ese coche tiempo atrás tuvo un cambio automático.

Para ponerte en perspectiva de la complejidad del proceso, el swap de la caja de cambios ha llevado nada menos que ocho meses llevarlo a cabo, entre investigar las diferentes posibilidades para ejecutarlo y finalmente realizar toda la transformación. El coste de la conversión ha sido de 45.000 dólares (39.000 euros), de los cuales, 22.000 dólares corresponden únicamente a la caja de cambios, que ha sido adquirida nueva a la marca, y ha tenido que esperar nada menos que cuatro meses para que se la sirvan.

Si te interesa esta noticia...