Motor, competición y nuevos lanzamientos

Prueba: Audi A6 2.0 TDI 190 CV Ultra S line Edition (diseño, habitáculo, mecánica)

0

Tras su reciente paso por nuestro garaje de pruebas, hoy nos toca hablar del Audi A6, que el año pasado se puso al día para seguir siendo todo un referente en el segmento de las berlinas. Este MY 2015 introdujo sutiles cambios estéticos tanto exteriores como interiores y renovó parte de su gama de motores.

Nos hemos puesto al volante durante una semana de una de las opciones más interesantes dentro de las alternativas diésel, que no es otra que la versión 2.0 TDI 190 CV Ultra, equipada con cambio automático de doble embrague S Tronic y acabado S Line edition. A lo largo de esta prueba, dividida en dos entregas podremos analizar todas las armas con las que cuenta el A6 para competir contra modelos de la talla del BMW Serie 5, el Mercedes Clase E, El Jaguar XF o el Lexus GS. ¿Empezamos?

Diseño

Prueba: Audi A6 2.0 TDI 190 CV Ultra S line Edition (diseño, habitáculo, mecánica) 10

El Audi A6 es un coche imponente; sus casi cinco metros de largo le confieren una destacada presencia que baila en equilibrio entre la elegancia y la deportividad, cualidades que podemos modular en su configuración con sutiles cambios estéticos en favor de una u otra.

Sus dimensiones son de 4,93 metros de largo, 1,87 metros de ancho y 1,45 metros de alto. La distancia entre ejes es de 2,91 metros.

Prueba: Audi A6 2.0 TDI 190 CV Ultra S line Edition (diseño, habitáculo, mecánica) 2

En la parte frontal destaca la parrilla singleframe, que ha recibido sutiles cambios estéticos en esta renovada versión. También cambian ligeramente las ópticas, que en este caso ofrecen la tecnología LED Matrix que mejora sustancialmente la iluminación con respecto a las lámparas de xenón.

La línea lateral mezcla en armonía trazos suaves en su contorno con marcadas nervaduras como la que recorre la zona alta de las puertas, y que aumentan la sensación de longitud y baja altura. Nuestra unidad equipaba unas llantas de cinco palos dobles de 20 pulgadas que ponen la guinda a su imagen deportiva.

Prueba: Audi A6 2.0 TDI 190 CV Ultra S line Edition (diseño, habitáculo, mecánica) 3

En la zona trasera observamos unos pilotos ligeramente oscurecidos, en perfecto contraste con la línea cromada que remata la tapa del maletero. Más abajo un difusor de color gris que ubica en sus extremos unas salidas de escape angulosas que casan perfectamente con la filosofía de este A6.

Habitáculo

Prueba: Audi A6 2.0 TDI 190 CV Ultra S line Edition (diseño, habitáculo, mecánica) 7

Al abrir las puertas nos aguarda un interior bien diseñado, que cuenta con una buena selección de materiales y un excelente ajuste de todos los elementos. Nuestra unidad, al tratarse de la S Line edition, enfoca el habitáculo desde un prisma deportivo, que se puede apreciar en los asientos deportivos, los pedales de aluminio, en su combinación de colores o en el volante de tres radios.

El puesto de conducción es realmente bueno, acorde a un vehículo de estas características. Los múltiples ajustes eléctricos con memoria hacen que no sea difícil encontrar una postura ideal, que mantendrá nuestra comodidad incluso en días de uso prolongado. El volante tiene un grosor y tamaños que lo hacen muy cómodo, y tras él encontramos el cuadro de instrumentos que añade entre los relojes una pantalla a color que permite múltiples configuraciones de visualización que se controlan desde los mandos del volante.

Prueba: Audi A6 2.0 TDI 190 CV Ultra S line Edition (diseño, habitáculo, mecánica) 8

La pantalla principal es retráctil, y una vez extraída ocupa una posición privilegiada en lo alto del salpicadero. Su manejo se realiza desde la botonera situada en la consola central. Pese a contar con un buen número de botones el manejo es intuitivo, y logramos exprimir sus posibilidades tras un corto periodo de aprendizaje. Los menús son claros y atractivos, y están estructurados por módulos que facilitan mucho su comprensión.

Existen huecos amplios en las puertas, uno bajo una tapa junto a los mandos del climatizador y dos más en la consola central. Bajo el reposabrazos disponemos de dos tomas de USB, una entrada AUX y, en opción, un sistema de carga inalámbrica de teléfonos móviles.

Prueba: Audi A6 2.0 TDI 190 CV Ultra S line Edition (diseño, habitáculo, mecánica) 6

La segunda fila de asientos es amplia, el acceso es cómodo gracias al ángulo de apertura de la puerta, y una vez dentro se dispone de un gran espacio tanto para las piernas como para la cabeza. Su configuración está pensada principalmente para los ocupantes de las plazas laterales, ya que la central –que no tiene problema de anchura- tiene un asiento más incómodo y la desventaja de contar con un voluminoso túnel central. Estas plazas disponen de mandos individuales para el climatizador, que cuanta con salidas a tres alturas, incluyendo unas en los pilares laterales.

Prueba: Audi A6 2.0 TDI 190 CV Ultra S line Edition (diseño, habitáculo, mecánica) 11

El maletero tiene una capacidad de 530 litros, un amplio volumen que se encuentra en la media de sus competidores, salvo por el Lexus GS que se conforma con 450 litros al estar penalizado por la ubicación de las baterías. La boca de carga es amplia, y el espacio del maletero muy aprovechable gracias a sus formas regulares. El espacio se puede ampliar reclinando los respaldos de los asientos traseros, aunque si tenemos habitualmente esa necesidad es mucho más recomendable decantarse por la carrocería Avant.

Mecánica

Prueba: Audi A6 2.0 TDI 190 CV Ultra S line Edition (diseño, habitáculo, mecánica) 5

El Audi A6 2.0 TDI Ultra monta en esta versión un bloque turboalimentado de 4 cilindros en línea dispuestos de forma longitudinal que rinde una potencia de 190 CV entre las 3.800 y las 4.200 RPM y un Par motor de 400 Nm entre las 1.750 y las 3.000 RPM.

Acelera de 0 a 100 Km/h en 8,4 segundos en la versión manual y en 8,2 en la automática y alcanza una velocidad máxima de 232 Km/h. El consumo medio homologado para este propulsor es de 4,4 litros a los 100 en la versión manual y de 4,2 en la versión automática.

La potencia es transmitida a las ruedas delanteras –también existe versión Quattro- a través de una caja de cambios manual de 6 velocidades o, como en nuestro caso, una automática –S Tronic- de doble embrague bañado en aceite y 7 relaciones.

Prueba: Audi A6 2.0 TDI 190 CV Ultra S line Edition (diseño, habitáculo, mecánica) 9

La dirección cuenta con asistencia eléctrica variable en función de la velocidad y la suspensión es independiente para las cuatro ruedas. Como opción -2.295 euros- se puede montar una suspensión neumática adaptativa o bien la suspensión deportiva S Line -665 euros- que rebaja la altura de la carrocería en 30 mm.

En la segunda parte de la prueba analizaremos todos estos componentes mecánicos a través de una larga prueba de conducción que nos servirá para conocer en detalle el comportamiento de este A6. No faltará el habitual repaso por el listado de precios y acabados disponibles, así como el listado de elementos opcionales. ¡No te la pierdas!

Enlace: segunda parte de la prueba (equipamiento, comportamiento, conclusión)

Relacionado