Motor, competición y nuevos lanzamientos

Prueba: MINI Cooper S Paceman ALL4 (diseño, habitáculo, mecánica)

1

El mundo del automóvil estuvo marcado, al principio de la década de los 2000, por el renacimiento, de la mano de BMW de todo un icono de las cuatro ruedas, el MINI. Su diseño moderno, pero con evidentes guiños al pasado, hizo que no tardara en popularizarse en todo el mundo, pero ni los más optimistas se imaginaron hasta donde estaba dispuesto a llegar.

Lo que comenzó como un único modelo, ha evolucionado hasta convertirse en toda una marca con siete carrocerías diferentes, que han ido abarcando cada vez más huecos del mercado, eso sí, sin renunciar a su peculiar y divertida estética y a sus infinitas posibilidades de personalización.

Así llegamos hasta el modelo objeto de nuestra prueba, el Paceman. Un automóvil difícil de catalogar, que parte de la base del Countryman, pero apuesta por una carrocería de tres puertas y un marcado aire coupé. La versión escogida para nuestro análisis ha sido la Cooper S ALL4, con un motor gasolina de 184 CV, cambio automático y tracción a las cuatro ruedas.

Si sumamos todos estos ingredientes nos encontramos ante toda una bomba de relojería, capaz de acaparar todas las miradas de los que se crucen en su camino, y con una versatilidad impresionante. A lo largo de la prueba, dividida en dos partes, analizaremos todos los aspectos de este peculiar coche, comenzando en esta primera con el diseño, el habitáculo y la mecánica.

Diseño

Prueba: Mini Cooper S Paceman ALL4 (diseño, habitáculo, mecánica) 3

El diseño es, ha sido y será la piedra angular sobre la que se construyen todos los modelos MINI. La marca ha conseguido hacerse con una imagen muy personal y reconocible, y saben perfectamente como explotarla. Eso no quiere decir que todos sus modelos sean iguales, que no lo son, pero sí que cuando ves uno, sea cual sea su carrocería, no te cabe duda de estar ante un MINI.

El Paceman es una evolución que se basa en una carrocería de 3 puertas, alta y de suspensiones elevadas, con un ligero toque coupé, que se postula como una opción Premium a los populares crossover urbanos que tanto éxito están cosechando en los últimos años.

Con unas dimensiones de 4,11 metros de largo, 1,78 metros de ancho y 1,52 metros de alto, es 29 centímetros más largo, 6 más ancho y 11 más alto que el actual MINI de carrocería convencional. Si hablamos de distancia entre ejes, el Paceman supera al MINI 3 puertas en 9 centímetros, con una distancia de 2,59 metros.

Prueba: Mini Cooper S Paceman ALL4 (diseño, habitáculo, mecánica) 7

El frontal es alto y de diseño vertical, con unas ópticas similares a las del Countryman y una gran calandra de bordes cromados. La parte baja del paragolpes incorpora una rejilla de grandes dimensiones con sendas tomas de aire a sus extremos. A ambos lados de la rejilla se encuentran las luces antiniebla con diseño circular.

Si nos movemos hasta la vista lateral, observamos sus marcados pasos de rueda, la altura de su carrocería y el descenso del techo hasta la zaga que le da esa imagen tan personal. Nuestra unidad venía equipada con el Pack John Cooper Works Chili -5.796 euros-, que entre otras muchas cosas incluye un kit de carrocería deportivo y unas bonitas llantas de aleación de 18 pulgadas con detalles negros. La insignia ALL4 nos indica que estamos ante la versión equipada con tracción a las cuatro ruedas.

Prueba: Mini Cooper S Paceman ALL4 (diseño, habitáculo, mecánica) 8

La zaga es la que recibe el diseño más innovador, con unos pilotos que por primera vez en la historia de MINI reciben un diseño horizontal, y que me han gustado bastante. El añadido posterior perteneciente al Pack JCW, del que emanan las dos salidas de escape, le da un aire muy deportivo, pero demasiado recargado para mi gusto.

Su estética desenfadada le aporta un gran atractivo, que se hace aún más palpable en directo, cuando entran en juego unas dimensiones tan peculiares. A pie de calle es todo un protagonista, y mucha gente se detiene a observar sus detalles con una mezcla de agrado y curiosidad.

Habitáculo

Prueba: Mini Cooper S Paceman ALL4 (diseño, habitáculo, mecánica) 13

 

Al introducirnos en el MINI Paceman, la primera sensación que me llamó la atención es la de amplitud, algo a lo que MINI no nos suele tener acostumbrados. El aumento de sus cotas se traduce en un espacio interior considerable, que disminuye algo en las plazas traseras, pero que aun así ofrece sitio para cuatro adultos de hasta 1,80 de altura.

Los asientos son cómodos y con buena sujeción lateral, que en nuestra unidad presentaban un acabado en cuero negro. No comprendo cómo los ajustes eléctricos de los asientos –al menos el del conductor- no se ofrecen ni como extra en un vehículo de esta categoría y precio.

Prueba: Mini Cooper S Paceman ALL4 (diseño, habitáculo, mecánica) 11

El puesto de conducción es elevado pero cómodo, y el volante tiene unas dimensiones y tacto perfectos. En él se incluyen las levas para el cambio automático y los mandos para el manejo del sistema de audio y el control de crucero. El cuadro de instrumentos se compone de una esfera que indica el número de revoluciones del motor y dos pequeñas pantallas que aglutinan el resto de datos interesantes para el conductor, como la velocidad, los consumos, la autonomía o la marcha seleccionada cuando circulamos en modo secuencial.

En el centro del salpicadero nos encontramos el clásico velocímetro de grandes dimensiones, en cuyo espacio interior se encuentra una pantalla para el sistema multimedia y de navegación. Los menús de esa pantalla se manejan de forma sencilla desde un Joystick y dos botones situados en la consola central. Los menús son claros y de fácil lectura, y la pantalla es nítida aunque incidan en ella los rayos solares, algo en lo que muchos vehículos suelen fallar.

Prueba: Mini Cooper S Paceman ALL4 (diseño, habitáculo, mecánica) 12

Nuestra unidad equipaba como extra el sistema de sonido de alto rendimiento firmado por Harman Kardon -934 euros-, que ofrecía una calidad de sonido sencillamente espectacular.

La calidad de los materiales usados en el interior es incuestionable, y salvo alguna zona concreta, todos tienen un tacto agradable y un aspecto duradero. Si hablamos de los controles, nos encontramos con que el diseño clásico de MINI obliga a que tengan una forma y ubicación que muchas veces no es la más idónea, pero es algo que forma parte de la personalidad de la marca. La mayor pega que le veo a esos controles de formas irregulares, son los pequeños huecos de difícil acceso que acumulan suciedad y resultan difíciles de limpiar.

Prueba: Mini Cooper S Paceman ALL4 (diseño, habitáculo, mecánica) 9

La visibilidad es buena, excepto la correspondiente a los espejos retrovisores exteriores, que quedan por debajo de la línea de visión del conductor, sobre todo el del lado del acompañante, un detalle inexplicable que nos hace perder parte de la vista trasera.

Las plazas posteriores, que se componen de dos asientos individuales, son aptas para dos adultos que viajarán de forma cómoda, tanto en lo relativo al espacio para las piernas como en la altura. Entre los dos asientos encontramos dos posavasos de gran diámetro, una toma de 12 v, y un hueco para dejar objetos.

Prueba: Mini Cooper S Paceman ALL4 (diseño, habitáculo, mecánica) 10

La capacidad del maletero es de 330 litros, una cifra aceptable si tenemos en cuenta las dimensiones del Paceman. La boca de carga es algo estrecha, condicionada por el diseño de los pilotos traseros, pero aun así el espacio es aprovechable, y cuenta con un doble fondo bajo la tablilla que resulta de gran utilidad para albergar objetos no muy voluminosos.

Mecánica

Prueba: Mini Cooper S Paceman ALL4 (diseño, habitáculo, mecánica) 5

El Paceman Cooper S cuenta con una mecánica de cuatro cilindros twin scroll turbo, con 1,6 litros de cilindrada que ofrece una potencia de 184 CV a 5500 RPM, y un Par de 260 Nm entre 1700 y 4500 RPM. Es un motor contundente que hace honor al apellido Cooper, y que se lleva de maravilla con el resto de componentes mecánicos del coche. Ofrece un rendimiento excepcional, que analizaremos en profundidad mañana, en la segunda entrega de la prueba.

Acelera de 0 a 100 en 8,2 segundos y es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 207 KM/H. El consumo mixto homologado queda fijado en 7,7 litros por cada 100 KM.

La potencia es llevada a las cuatro ruedas por medio de una caja de cambios automática de seis velocidades, que cuenta con un modo secuencial con levas en el volante. El funcionamiento del cambio es realmente bueno, y sus reacciones son fáciles de comandar desde el pedal del acelerador.

Prueba: Mini Cooper S Paceman ALL4 (diseño, habitáculo, mecánica) 6

Para las suspensiones se ha optado por un eje delantero de tipo McPherson, y una parte trasera también independiente, que aporta al MINI agilidad y sensación de aplomo en sus maniobras. Los frenos son de disco en las cuatro ruedas, ventilados de 307 mm delante y de 280 mm detrás.

En la segunda parte de la prueba trataremos con detenimiento cómo se traduce toda esta mecánica en el comportamiento del coche, sus reacciones, capacidades y consumos. No faltará el análisis al interminable catálogo de extras que MINI ofrece para personalizar el Paceman a gusto de cada comprador, ¡no te la pierdas!

Enlace: segunda parte de la prueba (equipamiento, comportamiento, conclusión)

Fotos: |aemese22|

Relacionado
  • Alberto Piqueras Ramos

    Siguen creciendo todos los Minis, tendrán que cambiarle el nombre pues de Mini ya les queda poco.
    La nueva versión no deja de ser interesante y ahora compite ya en otra segmentación.

    Saludos.