Prueba: Subaru BRZ (diseño, habitáculo, mecánica)

1

Después de mucho esperar, al fin tenemos la oportunidad de probar en MotorAdictos uno de los vehículos más interesantes y divertidos que puedes adquirir, un deportivo atractivo, bajito, potente y de tracción trasera con el que prácticamente seas o uno un sibaritas del volante podrás pasártelo mejor que bien.

Antes de continuar hay que tener en cuenta que estamos ante uno de los pocos tracción trasera que puedes comprar a día de hoy por poco más de 30.000 euros, quizá de segunda mano tengas otras opciones aunque he de confesar que muy pocas tan atractivas e interesantes como esta, motor de 200 caballos, un peso de 1.340 kg y una configuración y puesta a punto sublime.


Prueba: Subaru BRZ (diseño, habitáculo, mecánica)

Diseño

Hablar de diseño es hablar de uno de los puntos fuertes del Subaru BRZ, un vehículo que destaca por una presencia muy deportiva con la que no pasarás desapercibido allá donde vayas gracias sobre todo a una configuración de vehículo muy bajo, ancho y de líneas muy agresivas.

Si nos detenemos por un segundo en el frontal, podremos deleitarnos con elementos como unos faros delanteros muy afilados, una calandra frontal muy grande o, quizá ya para rematar, unos antiniebla redondos muy pequeños situados en los extremos más bajos del paragolpes delantero. Elementos muy diferentes que los diseñadores de Subaru han sabido organizar para conseguir que el conjunto formado sea mucho más seductor en vivo que en fotos.

Sin nos movemos por el lateral del vehículo nos llamará mucho la atención elementos como las grandes y marcadas aletas laterales tanto las delanteras como las traseras y sobre todo la escasa altura del vehículo. Mencionar las grandes llantas de aleación cuyo diseño quizá no sean todo lo deportivo que nos hubiese gustado, aun así, hay que reconocer que son más que llamativas y le sientan fenomenal.

En la trasera nos encontramos ante un alerón bastante peculiar, personalmente no me terminaba de convencer su diseño aunque esto es más un gusto personal que otra cosa. Lo que si me marcó y mucho es el enorme difusor trasero con dos salidas de escape circulares de gran tamaño que aportan presencia y un toque deportivo en su justa medida, sin lugar a dudas la guinda del pastel con la que rematar un diseño impresionante.

Prueba: Subaru BRZ (diseño, habitáculo, mecánica)

Habitáculo

Quizá el interior sea la parte más comprometida del diseño, sobre todo por el uso de materiales que no son de tanta calidad como uno esperaría. Aun así, he de reconocer que el diseño es totalmente funcional y todo está al alcance de la mano sin necesidad de tener que hacer un cursillo para entender todo lo que tiene instalado este pequeño deportivo.

Por un lado nos encontramos con unos asientos delanteros muy deportivos que ofrecen un agarre muy elevado, en cuanto a los traseros, tal y como suele ocurrir con este tipo de vehículos, son más presenciales que otra cosa ya que tanto su acceso como el espacio es bastante limitado.

Ahora bien, he de reconocer que el habitáculo tiene elementos que como el cuadro de instrumentos, en este modelo presidido por un gran cuentarrevoluciones con una gran luz roja que te indicaba cuándo te aproximabas a la zona más alta del mismo mientras que la velocidad se marcaba tanto en el velocímetro situado a su izquierda o en formato digital en el centro.

En cuanto al maletero, tal y como era de esperar en un vehículo como este, hay espacio más que suficiente para albergar el equipaje de dos adultos. El espacio homologado en esta zona es de 243 litros… ¿De verdad necesitas más especio en un vehículo como este?

Prueba: Subaru BRZ (diseño, habitáculo, mecánica)

Mecánica

Mecánicamente el vehículo que ves en pantalla destaca por algo tan simple como montar un bloque de arquitectura bóxer y cuatro cilindros, una mecánica que gracias a sus 2.0 litros de cilindrada es capaz de homologar 200 caballos a 7.000 rpm y un par máximo de 205 Nm de par máximo a 6.400 rpm.

Este motor en el caso de Subaru puede estar asociado a dos cajas de cambio diferentes, por un lado tenemos un manual de seis velocidades, como es el caso del modelo cedido por Subaru para realizar la prueba, así como un automático del mismo número de relaciones, dos opciones muy diferentes perfectamente válidas tanto para conductores que quieren un modelo deportivo sin más o para esos que quieren ese “puntito” que puede ofrecer un cambio manual.

Para finalizar no podemos terminar esta primera parte de la prueba sin hablar de detalles mecánicos y técnicos que seguro nos ayudarán a entender mejor el comportamiento del Subaru BRZ como son el monocasco fabricado en acero con una torsión y rigidez bastante elevada, suspensión delantera de tipo McPherson y trasera multibrazo. El reparto de pesos es de un 53% para el eje delantero y un 47% para el trasero.

Prueba: Subaru BRZ (diseño, habitáculo, mecánica)

Fotos: SMJ

También podría gustarte