PSA quiere meter la tijera a la red de concesionarios europea de Opel

0

Malas noticias para los cerca de 1.600 concesionarios de Opel en toda Europa. PSA, la propietaria de la firma desde el pasado año ha comunicado a todos ellos que va a acometer una reestructuración en profundidad de la red de conesionarios, que implica la cancelación de los contratos actuales en un plazo de dos años con el objetivo de negociar nuevos contratos. Esta operación se enmarca bajo el plan Pace! (paso) y busca poder devolver de una vez a Opel a los números negros, debido a que acumula décadas de pérdidas. Y para ello, los concesionarios serán una pieza clave en el engranaje, donde se pondrá especial atención en el rendimiento y la rentabilidad que generan.

O dicho de otro modo: van a establecer un nuevo marco contractual, y todos aquellos concesionarios que no estén de acuerdo con estas nuevas condiciones impuestas, en las que según han anunciado, buscarán aumentar la rentabilidad de las concesiones, reducir la burocracia, aumentar la digitalización -reduciendo así la carga administrativa- y enfocarlos hacia la transformación que va a sufrir la industria. Aquellas concesiones que no pasen por el aro quedarán desvinculadas de la marca, pudiendo además, la propia firma, cancelar también contratos con determinadas concesiones de manera unilateral.

Y lo que más nos preocupa a nosotros: ¿cómo afectará a los concesionarios nacionales? Se espera que algunas concesiones cierren, pero España será uno de los países menos afectados, ya que Opel ha manifestado a un gran porcentaje de ellos el interés en seguir trabajando juntos. Si bien, hasta que la renegociación no se haga efectiva no deberíamos adelantar acontecimientos. Se abogará más por la creación de superconcesionarios con territorios más grandes y reducir la competencia entre ellos, dando como resultado una menor competencia entre sí y por tanto, obteniendo mayores márgenes de beneficio.

Una reestructuración de esta índole la acometió hace ya algunos años Nissan en su red comercial, negociando nuevos contratos con sus concesionarios y dejando fuera a aquellos que no estaban dispuestos a aceptar las nuevas condiciones.

Si te interesa esta noticia...