Range Rover Sport SVR: 550 CV enfrascados bajo un SUV

0

Aquí tienes al SUV más rápido de Nürburgring: el Range Rover Sport SVR. Sí, has leído bien, el más rápido, ya que es capaz de completar una vuelta en nada menos que 8 minutos y 14 segundos. Algo que a priori puede parecer un sin sentido (y lo es), pero lo que es indudable es que logrará conquistar la cartera de aquellos clientes más sibaritas que quieren un SUV con prestaciones de deportivo.

Para ello, en primer lugar, hace uso de un V8 de 5 litros sobrealimentado por compresor con una potencia de 550 CV y un par de 680 Nm. Es capaz de realizar el 0-100 km/h en 4,7 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 260,7 km/h, limitada electrónicamente, eso sí. la caja de cambios es una automa´tica de ocho relaciones, si bien, ha sido debidamente puesta a punto para esta variante de altas prestaciones.

Por su parte, el sistema de tracción continúa siendo a las cuatro ruedas, si bien, el bloqueo diferencial trasero está recalibrado, además de recibir otros ajustes en el sistema de reparto de par inteligente ‘Torque Vectoring’ y el diferencial central. Las suspensiones neumáticas reciben unos nuevos tarados más deportivos, con un control de balanceo activo.

Además, su sonido se ha trabajado especialmente, ya que incorpora un escape activo que varía el sonido en función de las revoluciones a las que vayamos circulando, algo especialmente útil para cuando vamos a realizar viajes de larga distancia y no queremos que el atronador sonido del escape nos pueda incomodar durante el largo recorrido.

Estética exterior

No resulta nada difícil viendo su imponente estética saber que estamos ante el Range Rover Sport más deportivo hasta la fecha. Para empezar, encontramos diversos elementos como sus llantas de aleación de 18 pulgadas con neumáticos 275/45 modelo Continental Cross Contact (en opción se ofertan unas llantas de 22 pulgadas con neumáticos 295/40). Sin dejar de lado el tren de rodaje, tras las llantas, se vislumbran unas pinzas de freno firmadas por Brembo y con 6 pistones, capaces de detener con mayor seguridad los 2.335 kg del conjunto en conducción deportiva.

Pero además, encontramos un paragolpes frontal con una rejilla delantera específica, además de unas entradas de aire mucho más grandes. En la zaga, encontramos un alerón específico, además de un difusor de color negro brillante acompañado de cuatro salidas de escape, cada pareja a un lado. El color de la carrocería “Estoril Blue” es también específico de esta variante.

Interior: Lujo y deportividad

En su habitáculo se ha apostado también por un aspecto diferenciador, empezando por la combinación bi-tono, que la encontramos presente tanto en la tapicería, como en el salpicadero y paneles de puerta. Los asientos delanteros son semibaquets con tapicería en cuero Windsor, además con costuras Ebony Black a contraste. Todo ello, se combina además con detalles como diversas inserciones en aluminio o fibra de carbono para realzar aún más la deportividad del mismo.

 Range Rover Sport SVR

 

Si te interesa esta noticia...

Update CMP