Rimac C_Two: La peor del pesadilla del Tesla Roadster con 1.940 CV y 2.300 Nm de par

0

Rimac ha presentado una sucesión del Concept One bajo el nombre de ‘Rimac C_Two’, un superdeportivo eléctrico de dos plazas que mide 4,750 mm de longitud, 1,986 mm de ancho y 1,208 mm de alto y que sorprende especialmente por sus descomunales cifras de potencia.

¿Cuáles son esas cifras? Nada menos que 1.940 CV de potencia y un par motor que también rompe barreras con sus 2.300 Nm. Y te preguntarás… ¿cómo es capaz de entregar esta monstruosa cifra de par sin volverlo inconducible? Esto es posible gracias a un sistema de control vectorial de paz que permite repartir la cantidad exacta de par en cada rueda basándose en las necesidades de cada momento.

La batería es de litio, magenio y niquel y cuenta con una capacidad de 120 kWh y que a su vez es la encargada de suministrar la energía a sus cuatro motores. Debido a su capacidad, lo hace una batería muy pesada, lo cual se traslada al peso conjunto. Pese a que tanto el chasis monocasco como la carrocería están realizados en fibra de carbono con las estructuras de absorción en caso de impacto en aluminio,  la báscula se detiene en los 1.950 kg. Con esta potencia y peso, los frenos son un elemento clave, y en este caso además de ser carbocerámicos y firmados por Brembo, cuenta con unas llantas carenadas en pos de lograr optimizar al máximo su refrigeración, contando además con una frenada regenerativa de 150 kW.

Rimac C_Two: La peor del pesadilla del Tesla Roadster con 1.940 CV y 2.300 Nm de par

Pero a base de potencia bruta y aún con este contratiempo, sus prestaciones son espectaculares: 0-100 km/h en tan sólo 1,97 segundos, necesitando 11,8 segundos para alcanzar los 300 km/h y con una velocidad máxima de 412 km/h. Todo ello, además, con una autonomía de 650 kilómetros de acuerdo al ciclo de homologación NEDC.

Rimac C_Two: La peor del pesadilla del Tesla Roadster con 1.940 CV y 2.300 Nm de par

Por si fuera poco, el Rimac C_Two cuenta con un sistema de conducción autónoma con un nivel 4 (sobre 5), donde haciendo uso de cámaras de última generación y un elenco de sensores es capaz de lograrlo. Un despliegue tecnológico que va acompasado con lo que hallamos en su interior futurista, que consta de tres pantallas digitales, de las cuales dos corresponden a la consola central y cuadro de relojes y una tercera al copiloto, en las que se mostrará toda la información relativa a la conducción y entretenimiento.

Se estima que entre en producción a finales del presente año 2018, eso sí, tan sólo se prevee producir 150 unidades, a un precio que todavía por el momento desconocemos.

Si te interesa esta noticia...

Update CMP