Motor, competición y nuevos lanzamientos

Se busca campeón del mundo, preguntar por Martin Whitmarsh

1

Algo así puede que esté escrito en la puerta del impresionante McLaren’s Technology Centre de Woking, pues está ocurriendo algo poco habitual: en una semana, dos campeones del mundo visitan el equipo para ofrecer sus servicios. Más chocante todavía es que uno de ellos se acaba de proclamar campeón, y mientras la razón dice que un piloto que gana un mundial tiene todo hecho para quedarse en su equipo (¿no es acaso el máximo objetivo? ¿qué más se le puede pedir?), Ross Brawn cree que hay cosas que no deben cambiar, y no está dispuesto a despilfarrar, ya sea fabricando piezas de más o pagándole un sueldo desorbitado a Jenson Button.

A principios de esta semana conocíamos la noticia de que los representantes de Kimi Räikkönen visitaron la fábrica, y muchos dábamos por hecho que se trataba de una visita para cerrar el traspaso del finlandés. De hecho, a la vez se supo la noticia de que Brawn no estaba dispuesto a pagarle demasiado a Jenson, optando por permitirle gestionar sus propios patrocinadores y ganarse así “su” sueldo de campeón, explotando su imagen; así que parecía claro que Jenson ya no tenía otro sitio al que ir y Ross Brawn tenía la sartén por el mango. Pues ahora ya no está todo tan claro…

Hoy por hoy, en la F1, todo lo que huela a Mercedes mola. Perdonadme la expresión, pero es muy gráfica. El equipo campeón lleva motor Mercedes, el año pasado también ganó el mundial (el de pilotos) un coche con motor Mercedes, los Force India, equipo del fondo del pelotón, este año, y gracias en parte a sus acuerdos con McLaren Mercedes han dado un salto e incluso han llegado a subir al podio. Hasta el Safety Car es Mercedes (bueno, y otros coches de apoyo), aunque esto ya hace tiempo que es así, pero este año molará (prometo no volver a usar esa expresión) aún más, porque será nada más y nada menos que el SLS AMG. Prueba de este éxito de Mercedes-Benz en F1 es que, mientras otros constructores debaten su futuro en el deporte, muchos abandonan, otros se tambalean, Mercedes no sólo no piensa en dejarlo sino que piensa en ampliar su participación entrando en Brawn GP.

Por otro lado, y aunque Brawn consiguió arrasar este año, todos en el mundillo saben que si hay dos equipos lejos del resto en cuanto a potencial de desarrollo y evolución, éstos son Ferrari y McLaren. Y esta temporada ha dado buena muestra de ello, pues McLaren supo hacer de un MP4-24 que se arrastraba por posiciones del tipo “décimoalgo” a un MP4-24 que marcaba poles, vueltas rápidas en carrera y victorias.

Con estas credenciales, ¿cómo no van a llamar los campeones a sus puertas? Ahora la decisión está en manos de McLaren: por un lado tienen a Jenson Button, que seguro que les sale mucho más barato que el finlandés, les lleva el número 1 al garaje de nuevo y encima forjan una tremenda imagen británica, con dos campeones ingleses en un equipo de la tierra. Pero quizá eso sea focalizarse mucho en un sólo país, y, además, puede acabar produciendo roces entre Lewis y Jenson, y McLaren no quiere repetir un 2007 (y menos arriesgarse a perder a su pupilo en dicha batalla). En el otro plato de la balanza está Kimi Räikkönen. ¿Ventajas? Es una vuelta a casa. Sabe cómo funciona el equipo (y encaja más, bajo mi punto de vista, que en Ferrari), el equipo sabe cómo funciona él, y sólo faltaría darle un poquito más de manga ancha para divertirse compitiendo en otros lados (rallies, etc), aprovechando que Ron Dennis se dedica en cuerpo y alma al MP4-12C… ¿por qué no hacer la vista gorda, Martin? Kimi es un piloto que, por naturaleza, no se preocupa por lo que ocurre en el garaje de al lado. Le da igual si el otro tiene una vuelta más de clasificación o si su agua está más fresquita: Kimi sale y sólo quiere ser el más rápido. Quizá es lo que necesita McLaren para alinear a dos pilotos con opciones de ganar el mundial. Si en mis manos estuviera, entre estos dos yo ya tendría tendría mi elección hecha. ¿Adivináis por quién me decanto? Lo dicho, Martin, en tus manos…

Via: TheF1.com

Si te interesa esta noticia...
  • Luis

    Bueno la decision pasa por el sueldo de Kimi. El mundial de Button lo gano el difusor doble. Ese carro se lo daban a Vettel y la paliza en el campeonato hubiera sido monumental, ni en los tiempos de Schumacher… En pocas palabras si McLaren puede costear a Raikkonen no hay mas que discutir