Alguien ha pagado 250.000 euros por un Ford RS200 de color negro con menos de 2.000 km

0

A la burbuja que hay en general en el mercado de segunda mano, hay una que todavía es más loable: aquellos deportivos que nacieron para atender los requisitos de la homologación de unidades para competir en el grupo B. Tiradas limitadas de coches muy especiales con las modificaciones justas para poder circular de manera legal por la calle. Algo cada vez más singular y raro de ver, y por consiguiente, los deseos de tener uno de ellos aumentan.

Ya nos hemos hecho en alguna ocasión eco de noticias de venta de unidades del Ford RS200, sin embargo, el de hoy es ligeramente diferente de los que acostumbramos a ver, ya que se sospecha que es uno de los dos ejemplares que salieron pintados de negro de la factoría de Ford, correspondiendo esta unidad al número de chasis #159. Data del año 1986 y fue importado a los Estados Unidos a comienzos de los ’90, si bien posteriormente a finales de los ’90 volvió a su país natal: Reino Unido, en el que permaneció en una exposición para posteriormente ser matriculado en Reino Unido en 2006 y años después fue nuevamente enviado a EEUU, donde actualmente se encuentra.

Alguien ha pagado 250.000 euros por un Ford RS200 de color negro con menos de 2.000 km

Gracias a toda la documentación original que ha facilitado el vendedor, entre la que se encuentra la factura de compra, se puede constatar que efectivamente su color es original de fábrica, y además, cuenta con los elevalunas eléctricos opcionales, la radio o la potenciación del motor hasta los 350 CV (de serie eran 250 CV extraídos de su 1.8 de cuatro cilindros).

Alguien ha pagado 250.000 euros por un Ford RS200 de color negro con menos de 2.000 km

Esta unidad es hoy noticia porque ha sido vendida recientemente mediante una subasta a través de Bring A Trailer por cerca de 250.000 euros (280.000 dólares). Una cifra nada descabellada si tenemos en cuenta que tan sólo tiene 1.826 kilómetros recorridos (1.135 millas), además de estar en un perfectísimo estado de conservación, tal y como se puede constatar en su interior con el volante XR3i envuelto en cuero de color rojo o sus asientos deportivos Recaro.