Tata Nano: Cero estrellas en la prueba GlobalNCAP

0

A la hora de fabricar un coche de bajo coste para países emergentes, uno de los primeros aspectos donde más se mete la tijera es en la seguridad activa y pasiva del vehículo. Es por ello que se prescinden de muchos elementos tales como airbags, sistemas de asistencia a la frenada, controles de estabilidad y otro tipo de asistentes electrónicos. Son sistemas caros de desarrollar e implementar, así que es una de las formas más fáciles y rápidas de abaratar costes.

Y es precisamente en los mercados emergentes donde podemos encontrar más fácilmente este tipo de vehículos con una protección ante impacto que en Europa nos parecería intolerable a día de hoy, pero que en cierto modo es algo a lo que se ven obligados los fabricantes que allí comercializan para ofrecer productos competitivos en aquellos mercados.

El organismo GlobalNCAP viene a ser lo que el EuroNCAP en el viejo continente, pero con una orientación más global, y muy en especial, con los mercados emergentes. Y ha puesto a prueba a algunos modelos que se comercializan en India, concretamente, aquellos que cuentan con una cuota de mercado considerable dentro de aquel mercado, tales como el Hyundai i10, Volkswagen Polo, Ford Figo, Tata Nano y Suzuki Maruti Alto 800, con resultados por lo general esperables pero que no dejan de sorprendernos para los estándares a los que estamos habituados. La prueba de colisión frontal es a 64 km/h.

Quizá el más llamativo de todos sea el Tata Nano, ese coche que aterrizó en el mercado indio en 2009 a un precio en torno a los 1.500 euros y que no ha sido capaz ni de alzarse con una única estrella en los tests de impacto, frente a sus rivales que han conseguido sacar algo más de puntuación. Su ausencia de airbags, unido a una casi nula deformación controlada de su carrocería, hace que en caso de impacto incluso a velocidades que no son especialmente elevadas, los ocupantes del vehículo corran un riesgo muy serio de fallecimiento o de sufrir secuelas graves, siendo el caso más grave el del Nano, donde los ocupantes adultos cuentan con cero estrellas.

Los únicos modelos de los analizados cuyas estructuras mostraron un comportamiento más estable son el Volkswagen Polo y Ford Figo. Eso sí, el único que realmente ha aprobado la prueba de impacto es el VW Polo (variante equipada con airbags).

Si te interesa esta noticia...

Update CMP