El Toyota Yaris estrena un nuevo motor 1.5 de 111 CV: ¿Quién dijo downsizing?

0

La gama 2017 del Toyota Yaris introduce una importante novedad en su gama, en forma de relevo mecánico. Y es que, el 1.3 de 99 CV pasa a ser reemplazado por un nuevo motor gasolina de 1.5 litros y 111 CV. Toda una rareza en los tiempos que corren donde los fabricantes han apostado cada vez más por atomizar más sus motores, aunque ya te avanzamos que esta tendencia cambiaría en no mucho tiempo debido a que en la práctica, los motores de cilindrada tan baja resultaban mucho más contaminantes e incompatibles con las futuras normativas anticontaminación.

De acuerdo a la información técnica proporcionada por Toyota, esta mecánica realiza el 0-100 km/h en 11 segundos (0,8 segundos más rápido que el motor al que reemplaza), logrando también una mejor recuperación en el 80-120 km/h, pasando de 18,8 segundos a 17,6 segundos.

Evidentemente, y aún pese a su aumento de cilindrada, también lleva aparejada una rebaja en su consumo medio, que se ve reducido un 12%. El par máximo es de 136 Nm a 4.400 vueltas y otra cosa que particularmente también nos sorprende es que no se haya decantado por la sobrealimentación, ya que continúa siendo atmosférico, algo cada vez más insólito.

Ahora bien, ¿cómo es posible que pese al aumento de cilindrada logre ser más eficiente? Esto se debe gracias a varios factores: el primero de ellos, su relación de compresión 13,5 a 1, el sistema de reglaje variable de válvulas VVT iE para poder pasar del ciclo Otto al ciclo Atkison en una fracción de segundo, el sistema de recirculación de gases de escape (EGR) refrigerado (logrando de esta forma reducir la temperatura de combustión a cualquier velocidad), dando todo ello como resultado una eficiencia térmica del 38,5%.

Es de suponer que no tardará mucho en llegar a otros modelos como el Auris.

Si te interesa esta noticia...