Motor, competición y nuevos lanzamientos

Un Range Rover Evoque que detecta baches y además avisa a los vehículos colindantes: el futuro está aquí

0

Muchas marcas tienen en su roadmap el lanzamiento de tecnologías que permitan la interacción de los coches entre sí de cara a poder mejorar más la seguridad, tanto con la paulatina llegada de la conducción autónoma como de cara a mitigar los errores derivados del factor humano.

Land Rover ya nos ha avanzado el sistema que planea integrar en su gama de modelos de cara al futuro. Se trata de un sistema de detección automática de baches que permite tanto identificar la ubicación del bache en cuestión así como la relevancia del mismo. Y es que, desgraciadamente en España -y más aún en muchas ciudades- es bastante habitual encontrarse todo tipo de baches debido a que el firme no está mantenido en buenas condiciones, algo que se ha acrecentado aún más con la nula inversión que hacen muchos ayuntamientos en su mantenimiento debido a que están sin capital.

El objetivo es que el conductor sea alertado de que hay un bache próximo a su vehículo en el camino en el que está circulando e incluso que se adapte automáticamente la suspensión para psar por encima del bache, para que de esta forma se reduzcan las posibilidades de pinchazos o daños en las llantas o en el vehículo, e incluso, accidentes de tráfico.

Además de emplear el propio vehículo dicha información recabada, también se comparte en la nube para que otros vehículos conectado con ella puedan ser alertados del inminente bache, e incluso, los organismos con competencias de tráfico para que tengan constancia del fallo y puedan proceder a su reparación de una forma más rápida y eficaz.

Sin embargo, nos surgen dudas respecto a ese sistema de subida a la nube ¿eso implicaría compartirlo sólo con usuarios de vehículos de JLR? o por su parte ¿plantean un modelo estándar en el que todos los fabricnates puedan compartir este tipo de información entre sí?

 

Si te interesa esta noticia...