Motor, competición y nuevos lanzamientos

Vídeo: El Tesla Model S también sirve para drift, ¡y es increíblemente bueno!

0

Cuando piensas en drift, posiblemente se te venga a la cabeza coches nipones tipo: Toyota GT86 y Supra, Nissan 200SX/Silvia, Skyline, Mazda RX7, BMW E36… por nombrar algunos de los más emblemáticos en esta disciplina. Y también: otra característica inherente al drift: escapes de competición, vinilados extravagantes, kits de carrocería en fibra, y un sinfín de modificaciones para mejorar tanto su potencial además de hacer su estética más personal.

Como bien sabes, en un coche de eléctrico, a diferencia de los motores convencionales, la entrega de par motor desde el arranque es siempre máximo, algo que hace que cuando subimos a un coche eléctrico, aún tratándose de un modelo poco potente, experimentemos unas sensaciones de aceleración casi inauditas.

Pues bien, en Japón han optado por hacer una batalla en un pequeño trazado pensado para drift contra un Nissan Skyline R34 GTT empleando un Tesla Model S al que se le ha desprovisto del fusible del control de tracción. Y como puedes ver, sus capacidades derrapando son más que sorprendentes gracias a su potencia y su configuración eléctrica, levantando una columna de humo más propia de coches de más de 400 CV.
Eso sí, no me negarás que como poco se hace raro no escuchar ningún sonido procedente de él…

 

Relacionado