Motor, competición y nuevos lanzamientos

Volkswagen I.D. Crozz: Este SUV 4×4 eléctrico nos muestra el camino del futuro

0
Autodesk VRED Professional 2017 SP1

Cada vez hay menos dudas: el futuro es eléctrico. Y en el caso de Volkswagen, tras el escándalo del dieselgate y la reasignación de prioridades respecto a su plan de choque para el futuro, ya nos dejaron muy claro que los eléctricos serían su máxima prioridad, y los pasos que han dado hasta la fecha desde entonces ya dejan buena cuenta de ello.

En el Salón de Shangái han presentado el tercer modelo de la familia I.D., cuya característica común es que son eléctricos. Inicialmente fue el I.D. (berlina),  precedido del I.D BUZZ (monovolumen) y ahora le sigue el I.D Crozz, este último precisamente se centra el segmento más demandado en la actualidad, el de los SUV/crossovers. Por ello, apuestan por esta configuración pero combinándolo con una carrocería de estilo coupé, que pese a lo que pueda sugerir, Volkswagen asegura que cuenta con un espacio interior al del Tiguan Allspace de siete plazas, pero formado por asientos individuales y con espacio para cuatro ocupantes.

Su diseño además nos llama la atención por la carencia de la habitual parrilla central, algo que es habitual entre los coches eléctricos, donde no es necesaria y además, su supresión permite mejorar la aerodinámica del conjunto, algo que redunda en una mejor eficiencia. Como es habitual en los prototipos desde hace bastantes años, carece también de retrovisores exteriores para contar en su lugar con unas cámaras cuya imagen podemos ver desde el interior del habitáculo.

En su interior hallamos una gran pantalla central de 10,2 pulgadas con el sistema de infoentretenimiento mientras que en el volante encontramos otra pantalla donde se nos muestra información relativa a nuestra conducción. Como curiosidad, está diseñado pensando en la conducción autónoma, por ello, el volante cuenta con un botón que nos permite ocultarlo bajo el salpicadero y así ganar espacio en el puesto de conducción.

Hace uso de la plataforma eléctrica Modular Electric Drive Matrix (MEB), ya empleada en los prototipos anteriormente mencionados. En este caso, cuenta con dos motores eléctricos que reparten la fuerza entre ambos ejes (siendo, por tanto, 4×4), con una potencia máxima equivalente a 306 CV y una velocidad máxima limitada electrónicamente a 180 km/h, todo ello con una autonomía en torno a los 500 kilómetros y pudiendo cargarla un 80% en tan sólo 30 minutos a través del punto de carga desarrollado por la firma alemana.

Este prototipo cuenta con otras tecnologías muy interesantes como el sistema de climatización CleanAir que nos aisla el habitáculo de la poluación exterior además de un control gestual avanzado donde se nos permite controlar muchas más funciones relativas al vehículo que las que podemos controlar con el sistema que hay actualmente en algunos de sus modelos de producción. Un HUD integrado en el parabrisas con realidad aumentada nos muestra también información relevante.

Volkswagen I.D. Crozz

Relacionado