Volvo Cars y Geely estudian fusionarse… y no serán las únicas

0

Corren tiempos convulsos en la industria del automóvil: de transformación, de regeneración y de cambio. Y eso se materaliza en forma de ventas y fusiones de grandes grupos como ya hemos podido ver recientemente. Y una de las siguientes fusiones que podrían dar lugar en la industria sería la de Volvo Cars y el fabricante chino Geely Automobile.

Cabe recordar que Volvo pertenece a Geely desde el año 2010 (recordemos, sólo la división de coches, no Volvo Penta ni Volvo Trucks) logrando revitalizar por completo al fabricante -que estaba en la ruina- y ha conseguido llevar su catálogo al que podemos ver en la actualidad actualidad, sin haber perdido en ningún momento un ápice de su esencia.

Durante los últimos meses ya hemos visto intentos de un mayor afianzamiento entre ambas compañías, como la operación de fusión de las operaciones de motores de combustión por la cual se desarrollarían conjuntamente propulsores de combustión e híbridos bajo el mando de Geely y Volvo Cars, con el objetivo de que esta última pudiese focalizarse en el desarrollo de motores eléctricos, ya que las estimaciones son de que para el año 2025, la mitad de ventas de Volvo sean de versiones eléctricas y el 50% híbridos.

De esta forma, todas las marcas pertenecientes a Geely como son Geely, Proton, Lotus, LEVC y Lynk & Co se beneficiarán de estos propulsores. Ahora bien… ¿qué interés tienen entonces en fusionarse? La idea es optimizar los costes, ya que con este movimiento, todas aquellas barreras tecnológicas y en la forma de operar quedarían derruidas y se alinearían, ya que pasarían a operar en una sola empresa y no como sucede ahora donde cada marca opera de manera independiente.

Por el momento no conocemos mucha más información más allá de que ambas empresas darán a luz un grupo de trabajo con el que poder formalizar una propuesta en sus respectivas juntas directivas.

Si te interesa esta noticia...