Volvo no desarrollará nuevos motores diésel en el futuro: Se centrará en los eléctricos

0

El futuro parece cada vez más claro, y pasa por la extinción de los motores diésel. Los fabricantes ya anunciaron recientemente que debido a las nuevas normativas anticontaminación que está por llegar, irían esquilmando los motores diésel de manera paulatina de sus gamas bajas y medias, más por una cuestión de costes que de conciencia ecológica. Pero algunos fabricantes han ido más allá e incluso han anunciado que no desarrollarán nuevos motores diésel.

Concretamente, ha sido Volvo, quien ha indicado que no tiene en su roadmap apuntalado el desarrollo de una nueva generación de mecánicas diésel, manteniendo la mecánica diésel que lanzaron en el año 2013 (i-ART) y actualizándola para poder cumplir las nuevas normativas de emisiones hasta que les deje de salir a cuenta hacerlo, en torno al año 2023. En su lugar, invertirán todos esos esfuerzos en motores eléctricos; recordemos que para 2019 tienen previsto el lanzamiento de su primer coche eléctrico con una batería de 100 kWh, así como versiones Mild Hybrid de 48V (como Audi), para motores gasolina y diésel, con un motor eléctrico de 10 kW inicialmente asociado a una batería iones de litio de 0,25 kWh para alimentar el motor.

Esto ha sido anunciado precisamente por Hakan Samuelson, presidente de Volvo, en una entrevista realizada por el diario alemán “Frankfurter Allgemeine Zeitung“. Y no parece una decisión errónea en vistas de que cada vez más ciudades están poniendo restricciones cada vez más agresiva contra este tipo de motores, además de lo que ha supuesto el escándalo Dieselgate de cara a cómo se percibe el diésel en la sociedad, y es algo que vemos reflejado claramente en las ventas de este tipo de motores en los principales mercados europeos.

La gama de Volvo se irá reforzando durante los próximos años con motorizaciones híbridas y eléctricas, abandonado de esta forma el diésel, si bien, parece que no tienen al 100% tomada la decisión, puesto que recientemente un portavoz de Volvo contradijo al presidente, así que imaginamos que cómo evolucione el mercado a corto y medio plazo tendrá mucho peso en la toma de una decisión final, porque en la actualidad, casi toda su gama de modelos cuentan con motorizaciones diésel.

Relacionado