Motor, competición y nuevos lanzamientos

Y de postre… una de rumores

0

Acabamos de cerrar otro impresionante Gran Premio de Bélgica y la Fórmula 1 no para. Aunque durante dos semanas no veremos un monoplaza rodar, lo cierto es que se va a correr, y mucho, pero fuera de las pistas. Desde el trabajo de fábrica y simulador hasta los despachos. Y es aquí donde tenemos el verdadero “Gran Premio” de los próximos días. El fichaje de Fernando Alonso por Ferrari cada vez suena con más fuerza (más que nunca), y con él, el Banco Santander, que dejará de patrocinar a McLaren para acompañar al asturiano en su entrada por las puertas de Maranello.

Y ya que hemos mencionado a los británicos, hablemos de su futuro: según se rumorea por el paddock, el fichaje de Nico Rosberg podría no estar tan claro, e incluso hay voces que apuntan que las negociaciones de Ferrari con McLaren para el retorno de Kimi Räikkönen a la escudería británica ya están en marcha. Sobre el futuro de Heikki Kovalainen aún no se ha comentado nada, pero particularmente, si tengo que colocarlo en un equipo, salvo sorpresa, creo que sería el equipo Renault, haciendo pareja con otro piloto que ya parece que tiene claro su asiento en 2010: Robert Kubica. Flavio Briatore nunca debió dejarlo escapar, y aprovechando la salida de BMW, y quedándose sin Fernando Alonso, es el momento de recuperarlo entre sus filas. Y claro, siendo él mismo mánager y futuro jefe, las negociaciones son rápidas y fáciles, salvo que Briatore padezca algún extraño transtorno de la personalidad, pero no parece probable.

Estamos pendientes de Monza, donde probablemente comience el efecto dominó y las escuderías anuncien sus alineaciones para el año que viene.

Ah, y por si esto no fuera suficiente emoción para esta quincena… los rumores de que Fernando Alonso podría sustituir a Luca Badoer desde el mismo Gran Premio de Monza siguen sonando con fuerza, y el propio Marc Gené hoy ha confirmado que es una posibilidad, en lugar de negarlo como rumor absurdo, si bien es complicado que ocurra. De todos modos, ojo con esta situación, porque puede ser una entrada triunfal en la escudería: en el mismísimo Monza. Si se consagrara con un buen resultado, los tendría en el bote, aún más, quiero decir. Eso sí, tendrá que pelear con Giancarlo Fisichella por ese volante del F60, y más después de la intachable actuación del italiano hoy en Spa… ¡no le ha dado un minuto de respiro a Räikkönen!

Como detalle, cuando Niki Lauda dejó la Scuderia en 1977 pensando ya en Brabham para 1978, el sustituto resultó ser toda una leyenda. Quizá algunos ya sepáis de quién hablo, pero para los que no lo sepan, ese sustituto fue ni más ni menos que Gilles Villeneuve. ¿Podrá repetirse algo similar con Fernando Alonso? Habrá que esperar… por ahora, son sólo eso: rumores.

Si te interesa esta noticia...