Motor, competición y nuevos lanzamientos

¿Y qué hay de los “grandes”?

2
Hamilton recortando mucho por vuelta a Massa
Como ya sabéis, Sebastian Vettel hoy ha conseguido firmar con letras de oro un Gran Premio que lo ha convertido, no sólo en el piloto más joven en hacer la pole, sino en ganar una carrera, con un coche que tiene una pizquita de McLaren, un poquito de Ferrari y una “entrañable” herencia de Minardi, y sobre todo, con unas manos que prometen mucho en las próximas temporadas.
Pero… ¿qué ha pasado con los hombres que siempre suelen estar arriba? Bueno, vamos por orden. Comenzando por el número 1, Kimi Räikkönen, hoy hemos visto cómo el finlandés está definitivamente desconocido: poco se parece al Räikkönen que ganó en 2004 en Spa, que arrasó en 2005 en Montmeló, o ese mismo año en Suzuka, o incluso al que exprimía cada gota del McLaren MP4-21. Ha hecho una carrera más bien mediocre, con grandes dificultades para adelantar y con una modesta remontada (con lo que él fue en un tiempo remontando…) de cinco puestos. Si hablamos de su compañero Felipe Massa las cosas no son mucho mejores, ya que el brasileño ha terminado justo donde empezó, en la sexta posición, incapaz de adelantar al BMW de Heidfeld, y con Hamilton recortándole tiempo, antes de tener problemas con sus gomas, de una forma realmente peligrosa. Tampoco ha brillado aquí el brasileño, aunque sale un punto más cerca del liderato del mundial, que está ya a sólo un punto, a falta de cuatro carreras.
En McLaren empezaré al revés: Kovalainen será el primero. Ayer no fue capaz de batir a Sebastian Vettel en clasificatoria, perdiendo una oportunidad de oro para hacerse con una pole que, en condiciones de mojado, le daría el privilegio de correr sin “spray” por delante. Pero no fue capaz de sacarle todo el “jugo” a su McLaren y se quedó en una nada despreciable segunda posición. Y ahí se ha quedado. Sinceramente, pilotando el que parece que hoy por hoy es el mejor coche de la parrilla (o si no el segundo), no creo que sea normal que uno de los más normalitos te de un baño como el que Vettel le ha dado hoy con su Toro Rosso. Estoy convencido de que con Hamilton en la segunda posición, Vettel no habría tenido una victoria tan cómoda. Y lo digo basándome en lo que el inglés ha hecho hoy: mientras Kimi ha tardado unas cuantas vueltas en quitarse de delante a Fisichella, a Hamilton le han bastado unas curvas, casi con el mismo poco esfuerzo con que ha adelantado después a Kimi, y a otros pilotos. Sí, el resultado lo coloca sólo dos puestos por delante de Kimi (7º frente al 9º puesto de Kimi), pero el error de Lewis Hamilton ha sido la mala suerte en su estrategia de una parada: al montar neumáticos extremos parecía que iba a seguir lloviendo, pero la sorpresa ha venido al ver que la pista se secaba y que tenía que volver a entrar a cambiar ruedas, perdiendo la ventaja de su estrategia a una parada, y viéndose penalizado por la carga extra. Aun así, nada más salir, con las ruedas aún frías y sin tener “el punto” cogido, ya se las ha visto con Webber. Hoy Hamilton ha demostrado tener manos para defender y para merecerse el título mundial que estoy seguro que este año no va a dejar escapar por tonterías. En cualquier caso, un gran contraste entre la carrera de Hamilton y la de Kovalainen, y sobre todo, entre la de Hamilton y Räikkönen.
Tampoco hay que olvidarse de la carrera de Kubica, que saliendo 11º ha terminado subido al podio, rememorando su primer podio de 2006, en el que también sonó el himno alemán y después el italiano, pero por Schumacher y por Ferrari, en lugar de por Vettel y Toro Rosso, y que también tenía a un finlandés de McLaren en el segundo cajón, sólo que esta vez firma como Kovalainen. Curiosidades…
Qué puedo decir… esto es el maravilloso mundo de la F1. ¿De verdad hay todavía quien piensa que es aburrida?
Si te interesa esta noticia...
  • ramon

    gran carrera y pilotos grandes vagos o tramposos,en fin el unico merecedor de la victoria ha sido vetel.

  • Pedro de Gregorio

    Ramón, Vettel se la ha peleado como nadie… pero creo que hay otros dos, bueno, tres casi que podrían merecerse la victoria por sus trabajos. Kubica y Hamilton han remontado como campeones (si no me equivoco el mismo número de puestos), mientras que Alonso ha sabido defenderse con su cafetera y arriesgar a tiempo con las estrategias.