Motor, competición y nuevos lanzamientos

Ya hay una solución oficial para el problema de los motores EA189 de Volkswagen

0

No hay semana que no hablemos del escándalo de las emisiones de Volkswagen. En esta ocasión, se trata de un anuncio muy importante, puesto que el grupo automovilístico ha dado a concoer las medidas técnicas que aplicará sobre los motores diésel EA189 1.6 y 2.0 TDI para solucionar el problema y poder de esta forma cumplir con la legislación vigente.

Empecemos por el 1.6 TDI. Curiosamente, pese a todas las informaciones que circulaban acerca de que sería el motor que más compleja requería la modificación, finalmente han logrado desarrollar una solución mucho más sencilla y económica. Se trata de un módulo que va instalado en el caudalímetro con su respectiva malla metálica para limpiar el aire que culmina en el caudalímetro, logrando así una mayor precisión en la medición de las lecturas. Naturalmente, tendrá que ir acompañado de una actualización de software para que el dispositivo funcione de forma correcta.

El 2.0 TDI requiere de una solución aún menos trivial: sólo tendrán que actualizar el software que emplea la ECU, un procedimiento que requiere aproximadamente de media haora realizarse. Pero el dato más importante que seguro que te estás cuestionando… ¿afecta a las prestaciones o consumos homologados inicialmente?

Según Volkswagen, no. Se continuará manteniendo las prestaciones, el rendimiento y los consumos, pero claro, esto es algo que está sobre papel y habría que ver en la práctica si realmente es así o incluso si existe una diferencia por pequeña que sea. Aún faltaría por especificar el procedimiento a emplear para “legalizar” los 1.2 TDI tricilíndricos EA189 y V6 TDI, que actualmente se están gestionando sus diversas soluciones con la Oficina Federal de Transporte Automovilístico (KBA).

La revisión será obligatoria (aunque desconocemos los términos en los que se obligará a realizarse), y su llamada a masiva a taller dará el pistoletazo de salida en 2016, aunque no se espera que finalice hasta que concluya el mismo año. Naturalmente, el resto de marcas del grupo que montan los mismos motores, como SEAT, VW Vehículos comerciales, Skoda o Audi también implementarán las mismas medidas o muy similares.

En caso de que algún cliente necesite el vehículo mientras se pasa la revisión o si la revisión en sí se alarga más de lo esperado, el cliente podrá optar a un vehículo de sustitución mientras el suyo propio se encuentra en el taller.

Relacionado