Motor, competición y nuevos lanzamientos

1.000 libras de multa si quieres ser el centro de atención con tu coche en Londres

0

No es casualidad que durante los últimos años hayas visto cada vez más vídeos de superdeportivos exhibiéndose por las calles de Londres. Es algo que se ha puesto de moda, y aunque pueda resultar divertido tanto para los conductores como para muchos de los viandantes, ese trasiego constante de coches tan ruidosos empezaba a ser un serio problema para los vecinos que se pusieron en pie de guerra para que el ayuntamiento regularizara la situación.

Para ello, han optado por la implantación de una ley de protección de espacios públicos, en las que todos aquellos que quieran hacer ruido con su deportivo en Londres, tendrán que abonar una multa de 1.000 libras o 1.380 euros al cambio. Claramente, teniendo en cuenta que muchos de ellos van en superdeportivos de varios cientos miles de euros, es una cifra que pueden pagar sin prácticamente ninguna dificultad, por lo que nos cuestionamos hasta que punto puede ser efectiva.

Pero… ¿qué comprende algo tan ambiguo como “hacer ruido”? desde mantener el coche arrancado de forma innecesaria, tocar el claxon sin venir a cuento, llevar la música alta, obstruir la circulación por la vía pública…

El problema no viene únicamente del ruido que generan, sino también de que en muchas ocasiones, ese ruido también viene acompañado de una conducción manifiestamente temeraria que puede poner en peligro a peatones. El barrio de Knightsbridge así como los distritos de Chelsea y Kensignton son los más afectados y en los que se instaurará primero dicha legislación.

Pero hay que tener en cuenta que los propietarios de muchos de esos deportivos proceden de Arabia Saudi, Kuwait o Qatar, donde, especialmente, en Julio, tras la culminación del Ramadán, optan por viajar a Londres con sus deportivos. Y por ello, también han diseñado un plan para aquellos que quieran escaquearse de pagar aprovechando su matrícula y es que en caso de que eso suceda, las autoridades de londres contactarán con la embajada del país de origen del propietario para solucionarlo, y de no poder llegar a una solución por esa vía, optarán por hacerlo con las autoridades de dicho país.

Si te interesa esta noticia...