Motor, competición y nuevos lanzamientos

2014 Mercedes CLS 63 AMG y CLS 63 AMG Shooting Brake

1

Junto con el recién salido del horno 2014 Mercedes E 63 AMG, de cara a la ya inminente llegada del Salón del Automóvil de Detroit, la firma alemana presenta las versiones renovadas tanto del Mercedes CLS 63 AMG, como del CLS 63 AMG Shooting Brake. Un mismo esqueleto para dos versiones muy diferentes, con un mismo punto en común…

…una buena y contundente subida de potencia. No hay cambios drásticos de diseño o movimientos propios de una evolución para estirar la generación varios años más, sino una mejoría en el propulsor para conseguir unas cifras de mayor poderío y que de una forma u otra, ayuden a ambos modelos a consolidarse plenamente en el mercado. 

Al igual que ocurre con la berlina deportiva de Mercedes-Benz, tanto el CLS 63 AMG como su variante Shooting Brake reciben las renovaciones y evoluciones mecánicas y electrónicas en el V8 Twin Turbo de 5.5 litros. De momento, en las versiones base la potencia se eleva hasta los 557 caballos y los 720 nm de par. Las prestaciones son similares al E 63 AMG, acelerando de 0 a 100 km/h en 4.2 segundos y con la tracción total 4MATIC, en 3.7 segundos. Para más inri, al igual que ocurre con el E 63 AMG Estate, las prestaciones en el Shooting Brake empeoran mínimanente, debido al aumento de peso.

Con una transmisión automática de 7 velocidades denominada AMG SPEEDSHIFT MCT y cuatro modos diferentes de conducción, lo que más nos llama la atención es la introducción de la versión 4MATIC S-Model, que opta a una potencia neta de 585 caballos y 800 nm de par. Cifras que ponen en aprieto a sus rivales más directos, destacando especialmente tanto al -aún por llegar- Audi RS7 Sportback, como al BMW M6 Gran Coupe.

Si te interesa esta noticia...