3 días en el mundillo de la Fórmula 1 gracias a Shell

1


La semana pasada, durante el Gran Premio de Valencia de F1 pudimos asistir un grupo de bloggers a una serie de actividades organizadas por Shell en colaboración con Blopies para mostrarnos un poco cómo funcionan. Entre otras cosas, pudimos acceder al Track Lab de Shell, probar el simulador de F1 con el que entrenó Massa para recuperarse de la lesión durante el GP de Hungría del pasado año, asistir al simulador de Pit Stop, entre otros.

Shell es una marca de renombre a nivel mundial en lo que se refiere a carburantes, además de estar también muy presente en la F1. Destacar además la gran relación que ha existido siempre entre Shell y Ferrari, y que comenzó nada menos que en 1930 con el mismísimo Enzo Ferrari.

A todo lo que voy a relatar a continuación, también hay que añadir que Shell nos proporcionó entradas para poder ver la carrera. Que teniendo en cuenta el precio que suelen tener las mismas, es un detalle de agradecer.

Simulador de F1

Empecemos con el simulador. El simulador en cuestión estaba situado en el centro comercial Aqua de Valencia, muy cercano al circuito. Como se puede observar en las imágenes, es un chasis parcial de Fórmula 1, con un volante idéntico al de los F1 y con unos soportes que basculaban el chasis a través de unos sensores. El juego que se empleaba era el conocido rFactor, que tiene buena fama por sus físicas, especialmente en el apartado de F1 donde es muy usado por eso.

Naturalmente, no resultaba fácil su manejo. Lo más común era ver como el resto de participantes se quedaban con suma facilidad del revés. En mi caso, debido a que contaba con algo de experiencia previa en el rFactor, pude hacerme antes con él y llevarlo algo mejor, aunque al comienzo también tuve algunas dificultades para hacer una vuelta completa limpia y me comentaron además los encargados del simulador que había hecho un tiempo muy bueno para el poco tiempo que había rodado.

Simulador Pit Stop

4744947063_7e0e9b816b_b

El simulador de Pit Stop consistía en un grupo de empleados que estaban en la gasolinera y a casi todos los coches que entraban simulaban el proceso de Pit Stop de los F1 cuando llegan a boxes. Naturalmente, no le hacían nada al coche, aunque se acercaban a él corriendo y simulaban limpiarle los cristales, hincharle las ruedas, entre otros. La situación resultaba muy cómica y divertida.

Como es obvio, esto despertaba muchas carcajadas entre la mayoría de clientes que llegaban con su turismo a la gasolinera. Aunque como siempre, había algún que otro “amargado” que no quería seguir el juego y ponía malas caras.

El objetivo de esto, además de atraer clientes, es el de dar a conocer la promoción vigente en Shell en la que si repostas 30 euros de Shell V-Power hasta el 1 de Agosto, por 5 euros adicionales puedes conseguir una gorra de Ferrari, y por 10 euros más la toalla de Ferrari (también vigente en Septiembre).

Track Lab & Paddock

Sin duda lo más interesante de todo. Shell nos cedió una serie de pases muy exclusivos y que suelen ceder a muy poca gente para poder entrar al paddock. Naturalmente es todo un mundo desconocido para nosotros y no teníamos tampoco mucha libertad dentro del mismo por motivos de seguridad.

Dentro del paddock, entramos a la zona técnica de Ferrari para poder acceder al Track Lab. El Trac Llab, por definirlo a grosso modo, es un laboratorio móvil donde se analizan muestras tanto de carburante como de lubricante a fin, entre otros aspectos, de validar que sea correcto, o incluso, de preever anomalías en el motor en el caso del análisis del lubricante. Pudimos conversar con Gareth Lowe, un ingeniero de los allí presentes que nos estuvo respondiendo a algunas de las preguntas formuladas -en inglés, eso sí-. No podía faltar la pregunta de si el carburante Shell V-Power que se vende en sus gasolineras se puede emplear sin problemas en el coche de Alonso, a lo que nos respondió afirmativamente, puesto que asegura que no existen grandes diferencias entre uno y otro.

En el caso del lubricante, para preveer posibles anomalías en el motor que puedan desencadenar en una rotura del mismo durante una carrera, se analiza el lubricante en busca de metales que se encuentren en exceso, y en caso de ser así, ya se estudia junto con todo el equipo para poner solución al problema y así adelantarse a una posible rotura.

El carburante se analiza mediante un método de cromatografía de gas, con el fin de asegurar a Ferrari que el carburante siempre está en condiciones óptimas. También en dicho laboratorio se comprueba que el carburante se adecúe a las normas de la FIA.

Y aquí acaba el relato, esperemos que os haya gustado.

Si te interesa esta noticia...
1 comentario
  1. rhysto dice

    Por cierto de Shell, NO RECOMIENDO a nadie que use los combustibles SHELL V-POWER ni diesel ni gasolina, solo hablo de los combustibles V-POWER no digo nada de los normales, ya que V-POWER incorporan un aditivo (para aumentar el cetanaje/octanaje de manera nada común) que es MUY PERJUDICIAL para la vida de nuestro motor, lo deteriora y hace que el motor pierda integridad, empaque, eficiencia, potencia …

    NO AL SHELL V-POWER !!!!!

    Saludos.

Usamos cookies para personalizar su experiencia. Si sigue navegando estará aceptando su uso. AceptarLeer más