5 multas que tal vez no sabías que te pueden poner

0

Generalmente los adictos al motor se conocen bien el código de circulación y las normas en general, lo cual da pie no solo a disfrutar de una buena conducción, sino también a evitar multas. Sin embargo, algunas de ellas son bastante desconocidas por la sociedad en general. A continuación profundizaremos en cinco de ellas.

Cruzar por donde no hay que hacerlo

Muchos de los accidentes que se producen en las ciudades guardan relación con la primera de las multas que describiremos. Así lo indica el comparador de seguros de coche Rastreator, una herramienta online que también elabora estadísticas.

No es de extrañar que para algunos conductores sea difícil evitar un incidente cuando un peatón está cruzando directamente por el medio de la carretera. Hay casos que son realmente graves o indignantes, sobre todo cuando el paso de peatones se encuentra a escasos metros.

Dependiendo de la gravedad y de cada situación en concreto, la multa puede ser de tan solo ochenta euros o alcanzar los doscientos en total. Aunque no es un comportamiento que se suela multar mucho a diario, si algún día la policía detecta esa infracción no dudará en sancionarte.

 

Anunciar la venta del coche colocando un cartel

En ocasiones los métodos tradicionales son los más eficaces, aunque para vender un coche se disponen de multitud de vías actualmente, sobre todo las páginas web de ocasión y las apps de segunda mano. Así pues, conviene que huyas de algo que se hacía antaño: colocar un cartel en la ventanilla del automóvil para indicar que está en venta.

Sin entrar en si es o no efectivo, lo cierto es que no está permitido. De hecho, tampoco se pueden colocar otros adornos, así como pegatinas de considerable tamaño. La multa no es excesiva, pero mejor ahorrarte los ochenta euros con los que serías sancionado.

 

Desplazamientos con mascotas

¿Sabías que aproximadamente uno de cada tres conductores que viajan con mascotas se decantan por dejar que la misma esté suelta en el interior del coche? En efecto, ignorando que es una infracción que les puede suponer una multa de doscientos euros como máximo.

Las autoridades insisten en lo peligroso que es, ya que en cualquier momento el perro o cualquier otra mascota puede distraer al conductor, impidiéndole centrarse en la conducción. Para evitar ser sancionado es fundamental que el animal vaya correctamente en el automóvil durante el transcurso del desplazamiento.

 

Circular en bicicleta con los auriculares puestos

Las dos últimas multas que mencionaremos guardan relación con la música, aunque esta es bastante más habitual que la que detallaremos a continuación. Nos referimos a los ciclistas que son sancionados por llevar los auriculares puestos, casi siempre escuchando canciones.

Aunque muchos aficionados al ciclismo protestan al ser multados, las autoridades les advierten del peligro que asumen, puesto que les dificulta oír el tráfico e incluso a algunos peatones. Los doscientos euros sirven de escarmiento, puesto que muy pocos vuelven a cometer el mismo error tras recibir la sanción.

 

Volumen de la música muy alto

Seguramente en más de una ocasión te has cruzado con un conductor que lleva la música a un nivel de volumen que resulta muy molesto. ¿Por qué no le multan? Es probable que lo hagan, aunque en ciertas zonas está permitido a pesar de ser una actitud reprochable.

Sin embargo, sí es motivo de sanción en caso de que la música a un volumen excesivo se esté reproduciendo cuando el coche está pasando por zonas residenciales o cerca de un centro hospitalario. En ese caso la sanción puede llegar a ser muy dura económicamente, alcanzando un total que supera los dos mil euros.

También podría gustarte