A partir del próximo año, las carreteras secundarias tendrán una velocidad máxima de 90 km/h

0

Uno de los primeros paquetes de medidas que anunció Pere Navarro para combatir la siniestralidad y muertes en carretera que acumula subidas durante varios años fue la reducción de la velocidad máxima permitida en las carreteras secundarias de nuestro país. Y ya tiene fecha su implantación: el 2 de Enero de 2019. Se hará mediante un real decreto que modifica el Reglamento General de Circulación y de esta forma será equivalente en este aspecto al que tienen otros países de la zona euro.

A partir de esa fecha, la Dirección General de Tráfico (DGT) comenzará a sancionar en los 7.000 kilómetros de vías secundarias a aquellos que rebasen los 90 km/h, un límite que actualmente está fijado en los 90 o 100 km/h, dependiendo de si la vía cuenta con un arcén practicable de como mínimo 1,5 metros. En caso de que circules con un autobús, furgoneta o camión, este límite será de 80 km/h en lugar del citado.

Ahora bien, habrá una excepción por la cual se podrá seguir alcanzando la velocidad máxima vigente en la actualidad (100 km/h) que afectará únicamente a turismos y motocicletas: cuando haya separación física de los dos sentidos de la circulación.

De acuerdo a la DGT, estos 7.000 kilómetros aproximadamente corresponden al 5% de los 165.000 kilómetros de la red de carreteras de España, por lo que no debería tener un impacto muy grande en la mayoría de conductores. En cualquier caso, Navarro asegura que esta reducción permitirá recortar la mortalidad en torno al 10%, debido a que en este tipo de vías se producen el 75% de los accidentes mortales en carretera.

En cualquier caso, no será la única reforma que se haga a corto plazo, ya que se realizarán otras que afectan al permiso por puntos donde conducir usando el teléfono móvil supondrá perder seus puntos, mientras que no llevar puesto el cinturón, casco o sistema de retención infantil pasará también a costar cuatro puntos.

Si te interesa esta noticia...