Abarth 695 Biposto: Radicalidad en forma de pelotilla italiana

0

 

El Fiat 500 no ha tenido únicamente un amplio número de ediciones de sus variantes convencionales. También ha sucedido algo parecido con las versiones Abarth, donde encontramos además de múltiples opciones, amplias posibilidades para mejorar prestacional y dinámicamente nuestro vehículo, siempre recurriendo a piezas de la casa y lo más importante, homologadas para circular por la vía pública.

En este caso, se trata de una variante sin parangón dentro del 500. Estamos hablando del 695 Biposto, un modelo pensado para circuitos -aunque se puede matricular- que llega coincidiendo con el 50 aniversario del Fiat Abarth 695 -de ahí el nombre que recibe- y que lleva mucho más allá la radicalidad y prestaciones que conocíamos de los Abarth 500 hasta la fecha. Eso sí, el enfoque comercial del modelo resulta difícil de encasillar, puesto que su precio de arranque es ya de por sí bastante elevado.

¿Qué se esconde bajo su capó?

El 695 Biposto recibe el ya conocido 1.4 T-Jet, pero con una potencia de 190 CV, potencia que se ha logrado con un sistema de escape Akrapovic, una admisión BMC además de un intercooler de mayores dimensiones. Una cifra que a priori no nos debe parecer muy generosa para lo que se estila hoy en día, pero si tenemos en cuenta que el peso del conjunto es de tan sólo 997 kg, tenemos una excelente relación peso/potencia de 5,2 kg/cv, con el que realiza el 0-100 km/h en 5,9 segundos y establece una velocidad máxima de 230 km/h. El par máximo es de 250 nm a 2.500 RPM.

Puesta a punto de primer nivel

El 695 Bipost cuenta también con una puesta a punto específica de su conjunto, recibiendo como no podía ser de otra forma unas suspensiones ajustables de tarado pensado para competición, un diferencial autoblocante de discos tarado al 25%, anchura de vías mayor, llantas OZ más ligeras en 18 pulgadas de diámetro, además de estabilizadoras específicas, jaula antivuelco, frenos específicos firmados por Brembo.

Interior con ambiente a competición

Para empezar, estamos ante un coche biplaza, ya que los asientos posteriores se suprimen en favor de una jaula antivuelco. Pero no son los únicos detalles que nos hacen respirar un aura de competición, también sus asientos Sabelt de fibra de carbono con alcántara electrosoldada y cuero en color titanio, además de arneses de cuatro puntos o la estructura de parte del cambio que queda a la vista unido a los diversos detalles en carbono.

Un precio que puede encarecerse mucho

Su precio arranca en los 40.900 euros, un precio que es considerablemente más elevado que modelos como el Mini Cooper S o incluso los Toyota GT86, pero aún a tenor de eso, existe una larga lista de opcionales con unos kits que constan de lo siguiente:

Kit “Racing Windows”: Ventanas fijas con paneles corredizos de policarbonato.

Kit “Embrague Frontal”: Reemplaza la caja de cambios de cinco velocidades por otra con acoplamientos frontales para cambiar de marcha sin pisar embrague.

Kit “Pista”: Arneses de cuatro puntos, cuadro digital MXL2, casco homologado y asientos Abarth Corse by Sabelt.

Kit “Carbono”: Ayuda a reducir el peso gracias a los revestimientos de los montantes, a los retrovisores, al revestimiento del salpicadero y a los paneles delanteros y traseros realizados en fibra de carbono.

Kit “especial 124″: Equipa un capó con diseño específico de dos “jorobas”, inspirado en el clásico 124 Abarth y realizado en aluminio.

Abarth 695 Biposto

 

 

Si te interesa esta noticia...

Update CMP