Motor, competición y nuevos lanzamientos

AC Schnitzer le dota al BMW i8 de fibra de carbono a raudales, ¿cuál es el resultado?

0

Cuando hablamos de preparadores de BMW, AC Schnitzer es uno de los más representativos y cuenta con una amplia trayectoria a sus espaldas que arranca en el año 1987. Al Salón de Ginebra también irán, y lo harán de la mano del buque insignia deportivo de la actualidad de BMW, el i8.

Por su configuración mecánica, no es un modelo que sea propenso a poder modificarlo profundamente, por ello, han apostado fundamentalmente por pequeñas mejoras estéticas a través del uso de fibra de carbono. De hecho, si haces memoria, recordarás que no es la primera vez que modifican el modelo, en la anterior ocasión le dotaron de unas llantas forjadas de 21 pulgadas 4 kg más ligeras que las de serie, además de una suspensión rebajada y algún pequeño cambio en el habitáculo.

En esta ocasión, y partiendo de nuevo sobre el modelo de serie (es decir, que no han evolucionado la preparación anterior) le han dotado de un nuevo labio delantero, salida de aire del capó delantero dividida, añadidos en las taloneras, salidas de ventilación de las aletas delanteras, difusor de tres piezas, carcasas de los retrovisores y alerón trasero fijo, todo ello, realizado en fibra de carbono. Eso sí: las llantas de aleación de 21 pulgadas (AC1 forjadas de 8.5J x 21 en el eje delantero y 9.5J x 21 en el eje trasero) que comentábamos en el párrafo anterior son heredadas, mientras que la altura se reduce en 25mm en el eje delantero y 20mm en el eje trasero gracias a una suspensión de nueva factura. No faltan tampoco los logotipos AC Schnitzer de 160 mm.

Estos cambios afectan a la aerodinámica y le permiten contar con un flujo de aire mejorado así como un mayor downforce. AC Schnitzer no ha dejado intacto su interior, introduciendo un pedalier en aluminio, y alfombrillas de velours de alta calidad.

AC Schnitzer BMW i8

Si te interesa esta noticia...