Además de motores diésel, Volvo dejará también de desarrollar motores gasolina

0

Justo ahora, son varios los fabricantes que ya están comenzando a anunciar que prescindirán de los motores diésel en un futuro, apostando por los de combustión eléctrica, así como los híbridos y claro está, los eléctricos.

Pero hay fabricantes que todavía van más allá, como Volvo. De acuerdo a unas informaciones que han salido a la luz, el fabricante sueco que ya anunció que dejaría de producir motores diésel, también hará lo mismo con los motores gasolina.

Más concretamente, de acuerdo a Road&Track, la actual gama de motores de gasolina modulares conocidos bajo el nombre de ‘Drive E’ serían los últimos propulsores de combustión interna desarrollados por Volvo, con el objetivo de que a partir del próximo año 2019, cada uno de los modelos de su gama cuente con una variante eléctrica o híbrida. De hecho, ese mismo año será el año en el que llegue el modelo 100% eléctrico a su gama, que ya cuenta con algunas opciones híbridas.

El fabricante tiene pensado lanzar cinco nuevos vehículos eléctricos del 2019 al 2021, de los cuales, tres se harían bajo Volvo y dos bajo Polestar. La idea es seguir electrificando su gama en años venideros.

¿Quiere decir esto que a partir del próximo año dejaremos de ver los motores de combustión interna en Volvo? No, ni mucho menos. De hecho, su actual gama de motores seguirá actualizándose para poder mediar con salvar las nuevas normativas anticontaminación, si bien, el objetivo es que para 2025 se haya prescindido de todos ellos y su gama sea casi eléctrica en su totalidad.

 

Si te interesa esta noticia...