Alpine A110 E-ternité: 242 CV y 100% eléctrico

0

El Alpine A110 E-Ternité es un prototipo sobre la base del A110 que nos muestra el futuro de la marca, un futuro donde todos los modelos serán 100% eléctricos y qué mejor forma de hacerlo que demostrándonos sus capacidades a la hora de hacer un deportivo eléctrico.

Tomando las baterías del Renault Megane E-Tech y reemplazando su motor térmico por uno eléctrico con 242 CV y un par de 300 Nm, que le permiten alcanzar los 0-100 km/h en 4,5 segundos con una velocidad máxima de 250 km/h. La autonomía que es capaz de brindar con una sola carga es de 420 kilómetros.

Sin embargo, como bien sabes, las baterías generalmente son uno de los elementos más pesados en un vehículo eléctrico, y el Alpine A110 se caracteriza por ser uno de los deportivos más ligeros que podemos encontrar hoy por hoy en el mercado. Entonces, ¿en cuántos kilogramos detiene la báscula este prototipo? 1.378 kilogramos, siendo 258 kilos superior a la del A110 con motor de combustión, algo espectacular si tenemos en cuenta que el paquete de baterías de 60 kWh ya de por sí pesa 400 kilos.

Otra pregunta que puede que te estés realizando es cómo siendo el A110 un modelo concebido para ser térmico, han logrado la instalación de las baterías. Debido a que su configuración no permitía colocar las baterías en el piso, se han diseñado unas carcasas de baterías para instalarlas en la parte interior de la arquictura, de forma que de los 12 módulos que componen la batería, cuatro módulos están en la parte delantera y ocho en la trasera, con un reparto de peso del 42% delante y un 58% detrás.

Otra innovación que encontramos en este prototipo es que al marca lo ha hecho «semidescapotable», al hacer desmontable la parte central del techo, que está compuesto por dos piezas fabricadas en carbono reciclado, manteniendo los largueros. Por supuesto, el difusor ya no cuenta con las salidas de escape de la versión térmica de calle.

 

También podría gustarte