¡Atención! A partir de mañana el límite pasará de 100 a 90 km/h en carreteras convencionales

0

Tal y como veníamos anunciando desde hace tiempo, a partir de mañana Martes, 7.000 kilómetros de la red viaria nacional (un 5% de los 165.000 km totales) pasarán a reducir su velocidad máxima de los 100 km/h hasta los 90 km/h, medida con la que la Dirección General de Tráfico (DGT) espera poder reducir la siniestralidad en un 10%.

Esta medida ha resultado muy polémica y de hecho, en la anterior legislatura se frenó para posponer su aplicación -tras anunciarse en el año 2011- debido a cómo podría impactar electoralmente. La actual gestión de la DGT, argumenta que su impacto podría ser beneficioso de cara a reducir la siniestralidad en este tipo de vías, que son las que acumulan la mayoría de las muertes por accidentes de tráfico.

Por tanto, a partir de mañana, motociclistas, turismos y autobuses no podrán rebasar los 90 km/h de velocidad máxima, estando establecido el límite en los 80 km/h para camiones y furgonetas. Actualmente, tan sólo cinco países de Europa cuentan con un límite de 100 km/h en este tipo de vías (Alemania, Austria, Irlanda, Polonia y Rumanía), siendo una gran mayoría aquellos que lo tienen establecido en 90 km/h (Bélgica, Bulgaria, Chequia, Croacia, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Grecia, Hungría, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo y Portugal). También hay otros países que lo tienen incluso por debajo, concretamente a 80 km/h (Chipre, Dinamarca, Finlandia, Francia, Liechtenstein, Malta, Noruega, Países Bajos y Suiza). Suecia va más allá al haberlo establecido en 70 km/h.

Ahora bien: ¿qué coste tiene este cambio para el contribuyente? El Ministerio de Fomento lo cifra en 440.000 euros, correspondientes a cambiar las señales con límite de velocidad de 100 km/h a 90 km/h, no estando computado en esta cifra la cuantía destinada también a dicho cambio de señalización por parte de comunidades autónomas o diputaciones provinciales.

Si te interesa esta noticia...