Motor, competición y nuevos lanzamientos

Audi A8 y A8 L 3.0 TDI: ahora con Clean Diesel en opción

0

En el año 2014, entrará en vigor en Europa la norma de emisiones Euro 6 que obliga a las marcas a no superar los 0,17 g/km de óxidos de nitrógeno e hidrocarburos sin quemar. Las marcas ya están realizando los desarrollos pertinentes para poder adaptar sus mecánicas a la nueva normativa, sin embargo, para aquellos a los que le preocupe el medio ambiente, cumpliendo la normativa Euro 6 pero no quieran renunciar a ir en una berlina de alta gama de potencia considerable, Audi ha lanzado la opción del Clean Diesel.

Sobre el propulsor 3.0 TDI, en las carrocerías A8 y A8L lanza el Clean Diesel, que por así decirlo se trata de un paquete de “mejoras” para hacer que el coche contamine menos, pero no quiere decir que por ello gaste menos carburante. El sistema consta de un sistema de regulación integral de la presión de los cilindros, un catalizador especial SCR que funciona con AdBlue para eliminar los óxidos de nitrógeno, optimizaciones en el sistema de sobrealimentación así como modificaciones en el sistema de recirculación de los gases de escape.

El AdBlue está compuesto por un 32,5% de urea y agua. Los A8 Clean diésel cuentan en sus bajos con un depósito de 23 litros de AdBlue que se recargan cuando se realiza el mantenimiento periódico en el coche. Algo que hay que tener muy en cuenta, es que nuestro motor no arrancará si no tenemos AdBlue en el depósito, por lo que por una parte existen botellas pequeñas de AdBlue con las que poder rellenar en caso de urgencia y por otra parte existe un testigo para avisarnos cuando sólo nos quedan 2.400 km de autonomía de AdBlue.

Su sobrecoste es de 1.500 euros a la hora de encargar el vehículo a fábrica.

Vía: Audi

Relacionado