Motor, competición y nuevos lanzamientos

BMW presenta su nueva S 1000 RR

0


Aunque la presentación oficial tuvo lugar en un acto realizado el pasado sábado en el circuito de Monza (Italia), ha sido ayer (y hoy para España) cuando BMW ha hecho su anuncio a la prensa. BMW mantiene en la S 1000 RR su línea: una moto sin concesiones, deportiva y con unos alicientes de los más agresivos, como lo demuestran su escaso peso de 204 kgs (206,5 si añadimos también el Race ABS), su motor de cuatro cilindros en línea con una potencia de 193 CV (142 kW, con un par de 112 Nm) y su velocidad máxima superior a los 200 km/h.

La S 1000 RR cuenta con las más avanzadas medidas de seguridad, como el ya mencionado ABS, o el control dinámico de tracción (DTC). Su exterior se caracteriza por las características branquias en los laterales, y una zaga afilada, definiendo aún más su impacto visual la acertada gama de colores, que se combinan según sea el color elegido del carenado con el basculante y las llantas, siendo, siempre, el bastidor de color negro.

Si eso es poco, aún se puede elegir los colores de las motos de competición de la escudería BMW Motorrad Motorsport, aunque en éste caso no se pueden seleccionar de fábrica y hay que hacerlo bajo pedido.

Se pueden seleccionar hasta cuatro modalidades de conducción, según nuestro gusto y/o las condiciones del firme, en todas ellas el reglaje de los sistemas Race ABS y DTC es completo y automático.

Destacar también el sistema de accionamiento de sus válvulas, cuyos balancines son individuales y aquéllas están realizadas en titanio, tal y como están fabricados los motores de competición en la Fórmula 1. Su acelerador tiene activación totalmente electrónica (“Ride-by-Wire”), con dos cables de mando tipo “Bowden”; su depósito, con el fin de aligerar su peso final -que es uno de los más bajos del mercado en las motocicletas con ABS- está fabricado en aluminio, asimismo sus mandos y suspensiones son totalmente nuevas. Funciona con gasolina de 95 octanos, aunque el control del motor admite el uso de gasolina de mayor octanaje.

La caja de cambios es de toma constante y de seis marchas, cuyos cambios se realizan mediante un tambor de acero y horquillas con tres puntos de apoyo.

En resumen, estamos hablando de una motocicleta de última generación, con toda la tecnología que puede haber actualmente sobre la carretera, y con unas cualidades ciclísticas que satisfarán a los más exigentes. Quizás no podamos encontrar motos usadas como esta, pero seguramente ya mismo empezarán a estar en el mercado de segunda mano.

Vía: BMW

Relacionado