Motor, competición y nuevos lanzamientos

Los BMW i están teniendo un éxito arrollador

0

Pese a que el precio del crudo está bajo mínimos y por tanto se traslada a los precios a pie de surtidor, haciendo que a priori, de esta forma, los eléctricos e híbridos pierdan interés entre el gran público debido a que una de las principales razones que impulsaba a comprarlos como eran los altos precios del carburante, no ha supuesto un golpe para algunos fabricantes como BMW que últimamente habían apostado fuertemente por las tecnologías alternativas.

Hace poco más de un mes, pudimos conocer como los BMW i8 acumulaban en algunas ocasiones hasta 18 de meses de lista de espera, debido a que la demanda superaba a la capacidad de producción. La firma bávara, por su parte, aseguró que trataría de acelerar el proceso de producción para que de esta forma los propietarios no tuvieran que esperar un periodo tan largo que pudiera hacer que en cualquier momento optaran por cancelar su compra y optar por otro modelo.

Debemos tener en cuenta además que el BMW i8, sí, es un coche muy avanzado tecnológicamente, ya no sólo por su configuración híbrida, sino también por el uso de la fibra de carbono en la construcción del habitáculo, además del uso de aluminio en el chasis y el módulo que incorpora el tren motriz. Todo, sin olvidarnos de su espectacular diseño que también es otro de los alicientes de compra.

Tanto el i3 como el i8 se producen en la planta de Leipzig, y desde BMW han optado por la siguiente fórmula para reducir las amplias listas de espera para el i8. Reducir la producción del i3 y en su lugar, focalizarse en el i8 que es en este momento un modelo que tiene más demanda que el i3 (si bien, el i3 también tiene una demanda considerable y actualmente se producen 100 unidades diarias del modelo).

Así que como puedes ver, en lugar de hacer como muchos otros fabricantes que aumentan la demanda, desde BMW prefieren mantener el halo de exclusividad. ¿Una solución congruente? El tiempo lo dirá.

Si te interesa esta noticia...