Bricomotor: El arte de cuidar de tu coche

0

El coche es un medio que utiliza una amplia mayoría de la población adulta. A medida que pasan los años, requiere con cada vez más frecuencia una mayor atención y dedicación, en aras de un mantenimiento que garantice su buen estado. Acudir al mecánico es la solución fácil, si bien tienes la opción de buscar las herramientas necesarias para personalizar tu coche y conseguir así tener un taller propio en casa.

Las tareas que exige un vehículo atañen a diferentes aspectos del mismo, tales como el motor, la carrocería o todo aquello relacionado con la mecánica. Es una herramienta grande y compleja, lo que requiere tener una caja de herramientas con un alto número de utensilios, ya que todos ellos serán útiles en algún momento de la vida del coche.

Es una tecnología con una gran cantidad de piezas que en algún momento requieren ser conectadas y para ello hay que contar con los mejores tornillos de apriete, que se encargan de sujetar piezas que serán unidas entre sí. Debido a la amplia variedad de elementos que tiene un vehículo, es recomendable buscar tornillos de apriete de gran abertura, hasta 600 milímetros, porque así tenemos la garantía de poder trabajar con la mayoría de piezas. Siguiendo esta línea, es buena idea incluir en la caja de herramientas un tornillo de banco, necesario si surge la necesidad de hacer un corte en algún elemento; ya que este modelo de tornillo se caracteriza por conseguir un resultado preciso.

Lo más básico

Las tijeras de chapa para realizar cortes o los punzones automáticos, que tienen la función de realizar pequeños agujeros, son otras herramientas que deben incluirse en el taller, porque resultan de utilidad en cualquier momento. También dentro de la gama básica se incluyen los juegos de llaves Allen, que no son las únicas. Las llaves fijas y en cruz, pese a su simpleza, pueden ayudar en algún momento, así como las de tubo y las dinamométricas. A ellas se suman las llaves Stillson e inglesa. Con un par de modelos de cada ejemplo debe ser suficiente. Es, además, importante contar con cualquier herramienta que pueda ejercer fuerza y presión sobre un punto concreto como los mazos de goma o la gama de martillos, ya sean estos de goma, mecánicos, de bola, de peña o chapista.

Arreglos en la carrocería

Estos martillos son necesarios para realizar arreglos en la carrocería del vehículo y bajo este objetivo se pueden adquirir otras herramientas que ayudarán a realizar arreglos en la chapa sin salir de casa. El juego para quitar abolladuras incluye, entre otros, una pistola, tres barras de pegamento y una pieza para golpear el panel, y cumplen la función de reparar los pequeños golpes presentes en la chapa. En este sentido, otro elemento que tiene cabida en la caja es la ventosa, que puede ser cuádruple para ejercer más fuerza, y que permite allanar algunas abolladuras. Hay, además, grapas y clips especiales para carrocería, que se adaptan a los diferentes modelos de coche. ¿Y qué pasa si creo que hay un golpe pero no lo detecto? Pues entonces puedes adquirir una placa para detectar abolladuras, que ofrece una proyección visual de aquellas a través de un tablero lineal.

La tecnología eléctrica

Las labores de un vehículo requieren herramientas más sofisticadas, especialmente en la gama eléctrica, donde también hay que poner el foco para conseguir el mejor taller en casa. Las amoladoras permiten pulir o cortar materiales duros, mientras que los atornilladores eléctricos tienen más fuerza y resultan útiles a la hora de fijar materiales más pesados.

Quien quiera dar un paso hacia adelante en el ‘auto’ mantenimiento del coche puede buscar un compresor de aire, que es una máquina diseñada para almacenar y comprimir aire, que es utilizado para hinchar los neumáticos y darles la potencia adecuada. Hay modelos que cuestan a partir de 100 euros, por lo que no es un gasto alto teniendo en cuenta la importante función que realizan. A menor precio se puede conseguir un endoscopio, que permite inspeccionar el estado de las máquinas en el interior del vehículo, en zonas a las que no llega el ojo humano. Si bien para interpretar el estado y poder detectar algún problema resulta necesario tener unos conocimientos mínimos de mecánica automovilística, aquellos que sí que disponen de dicha formación pueden encontrar una gran utilidad en esta herramienta.

La mejor iluminación

Es un aspecto fundamental que no se puede pasar por alto. Las luces son absolutamente necesarias en el taller doméstico. Las posibilidades de linternas de trabajo son múltiples y la mejor elección es disponer de diferentes modelos, como las linternas dinamo o aquellas frontales, preparadas para fijarse a la cabeza. También hay que incluir los tipos convencionales, siendo preferible la tecnología LED, ya que su consumo es mínimo y ofrecen una calidad muy buena.

También podría gustarte