Caterham Super Seven 1600: Volviendo a los orígenes

0

Quedan ya pocas marcas en el mercado que nos puedan ofrecer coches no sólo pasionales, sino desprovistos de cualquier atisbo de lujo con los que poder disfrutar de una conducción lo más cercana posible a deportivos de antaño. Pero Caterham es, por fortuna, uno de esos fabricantes que van en contra de lo que demanda el mercado. A su catálogo de productos ya enfocados a satisfacer las necesidades de los petrolheads más puristas, ahora suman el Caterham Super Seven 1600.

Este modelo es un guiño al modelo original de los años 70, y es algo que se puede apreciar en muchos de sus detalles. Llantas de 14 pulgadas de diseño retro con neumáticos deportivos Avon ZT7, rueda de repuesto en la parte trasera del vehículo, pasos de rueda carrozados y una carrocería disponible en siete colores: Saxony Grey, Serengeti Orange, Bordeaux Red, Oxford White, Tuscany Red, Caribbean Blue y Racing Green.

Caterham Super Seven 1600: Volviendo a los orígenes

Su propulsor es el ya conocido Ford Sigma 1.6 gasolina atmosférico de cuatro cilindros con 137 CV y una caja de cambios manual de cinco velocidades que transmite toda su potencia al eje posterior a través de un diferencial autoblocante. Además, como curiosidad, cuenta con filtros de aire K&N para tratar de realizar un acercamiento al sonido del motor que hacían los Super Seven de la época con los caburadores Weber de doble cuerpo.

Caterham Super Seven 1600: Volviendo a los orígenes

Su interior cuenta con relojes analógicos y diversos botones clásicos, aunque en este caso el volante es de madera y la tapicería es de cuero tanto para el salpicadero como para los asientos, buscando de esta forma un toque más distintivo.

You might also like