El ciclo de homologación WLTP podría aumentar el precio de los vehículos nuevos: ¿Por qué?

0

Como bien sabes, a partir del mes de Septiembre del presente año, se implementará el nuevo ciclo de emisiones WLTP, que arroja -ahora sí-, unas cifras de consumo y emisiones mucho más reales que las que veníamos viendo hasta la fecha con el actual ciclo NEDC, que en muchos casos, distaba de la realidad.

Pero la implantación de este ciclo de homologación está suponiendo un traspiés para la industria, llegando a tener que retirar del mercado algunos modelos como sucedió recientemente con el Audi SQ5 o el BMW 760Li debido a ser incompatibles con este nuevo ciclo de homologación y requerir la marca de un trabajo de I+D para poder cumplir con él.

Adicionalmente a esto, su implementación podría suponer un incremento en el precio de los coches nuevos, debido a que en muchos casos, con este nuevo ciclo, se incrementa el consumo y emisiones de CO2 oficial y dado que en nuestro país se grava fiscalmente en función de las emisiones de CO2, acarreará por tanto que dejen de beneficiarse fiscalmente un importante número de vehículos situados actualmente por debajo de los 120 g/km, que son los que están exentos del Impuesto de Matriculación.

El ciclo de homologación WLTP podría aumentar el precio de los vehículos nuevos: ¿Por qué?
Long Road ca. 1980s-1990s

Hay que tener en cuenta que aquellos que se sitúan por debajo de dicho umbral, lo hacen con un margen de maniobra muy pequeño, sin embargo, los primeros estadios ya vaticinan que con el ciclo WLTP, los coches podrían elevar sus emisiones homologadas hasta en un 40% y se estiman que habrían unas 6000 versiones de vehículos nuevos afectados, por lo que el margen de actuación para el fabricante es muy estrecho: si instalan sistemas más sofisticados de reducción de dichas emisiones, evidentemente acarrea un importante coste que se traslada al cliente final, y si supera el actual umbral por debajo del que se sitúa, también supondrá un aumento del coste del vehículo para el cliente final.

¿Cuál es la solución que proponen los fabricantes? Que los diferentes gobiernos de Europa adapten su legislación a la nueva realidad a fin de que esta transición no suponga un impacto negativo en el gravamen de los automóviles. Por el momento no se han pronunciado desde los diferentes estados sobre cómo actuar al respecto, así que permaneceremos atentos…

Si te interesa esta noticia...