Citroën Ami One Concept: Eléctrico urbano que no necesita permiso de conducir

0

Citroën Ami One Concept: Eléctrico urbano que no necesita permiso de conducir

Aunque los vehículos que no requieren permiso de conducir llevan muchos años entre nosotros, todos ellos tienen una característica en común, y es lo ruidosos que son y las vibraciones que se transmiten dentro de su habitáculo. Esto se soluciona con la electrificación, sin embargo, Citroën ha querido ir más allá con el prototipo Citroën Ami One Concept que acaba de presentar.

Y en concreto, lo hace abordando dos temas que cada vez están más presentes en nuestra sociedad como es la movilidad urbana y el carsharing. Cuenta con capacidad para dos ocupantes y puede alcanzar hasta 45 km/h de velocidad máxima, es decir, poco más que muchos de los patinetes eléctricos que acostumbramos a ver en las grandes urbes.

Citroën Ami One Concept: Eléctrico urbano que no necesita permiso de conducir

Esto último tiene una ventaja y es que permite ser conducir sin permiso a partir de los 16 años, si bien aquí habría que matizar algo: el Ami One de Citroën pesa 425 kg, mientras que la DGT española establece un máximo de 350 kg a los cuadriciclos ligeros, por lo que al menos sobre papel y con las cifras arrojadas por el prototipo, no sería posible su homologación como tal de llevarse a producción, cosa que al menos de momento, no tienen idea de hacer. En este caso, el sobrepeso se debe a las baterías, que ofrecerían una autonomía de hasta 100 km.

Citroën Ami One Concept: Eléctrico urbano que no necesita permiso de conducir

¿Cuál sería el target de este vehículo? Usuarios de entre 16 y 30 años, o lo que es lo mismo, la generación que más desinterés está mostrando en la industria del automóvil estas últimas décadas, en favor de tecnologías como smartphones o similares. Y precisamente como las pretensiones económicas a la hora de comprar un vehículo en esa franja de edad no son muy altas, a la hora de su diseño, Citroën ha recurrido a muchas soluciones a fin de poder abaratar costes.

El techo es retráctil, pero se abre manualmente, mientras que en su habitáculo, los elementos no son eléctricos. También carece de ventanas eléctricas, siendo manuales y contando sólo con dos posiciones.

Citroën lo ha concebido con planes de uso muy dispares, pudiendo tenerlo hasta en periodos de cinco años (contando con renting, batería, mantenimiento y abono del parking) o incluso alquilarlo desde 5 minutos a 5 horas mediante una app móvil.

Citroën Ami One Concept: Eléctrico urbano que no necesita permiso de conducir

Sin duda Citroën tiene un gran interés en poder ser una de las marcas pioneras en abordar estas nuevas tendencias de movilidad urbana que cada vez están cobrando mayor protagonismo, aunque por el momento sea tan sólo con un prototipo así.

Si te interesa esta noticia...