Motor, competición y nuevos lanzamientos

Citroën C3 Aircross 2018: El relevo del C3 Picasso en forma de SUV de pequeñas dimensiones

0

La imposición de la moda SUV y crossover no sólo ha hecho que la gran mayoría de fabricantes centren su gama en este tipo de carrocerías con la introducción de nuevos modelos, sino también, en muchos casos, con la reconversión de algunos ya existentes en sus relevos generacionales y que pertenecían a segmentos totalmente opuestos. Ya pudimos ver algún ejemplo como el Renault Espace y ahora sin salir del territorio galo tenemos el C3 Aircross, el relevo del C3 Picasso, como el último representante de dicha reconversión “a los tiempos modernos”.

Este modelo que aterrizará en el mercado en el mes de Noviembre (se fabricará en la planta de Figueruelas en Zaragoza, junto con el Opel Crossland X), cuenta con 4,15 metros de longitud, 1,76 metros de anchura y 1,64 metros de altura, con una distancia entre ejes de 2,6 metros, logrando de esta forma acomodar en su habitáculo a cuatro adultos. Su maletero cuenta con una capacidad que oscila entre los 410 y 520 litros, variable en función de cómo tengamos configurada la banqueta trasera que es deslizante y tiene un recorrido de 15 centímetros para adaptarlo a nuestras necesidades de carga o de habitabilidad que requiramos en cada momento.

Equipamiento: No faltan las ayudas a la conducción habituales

El C3 Aircross podrá ser equipado con un lector de señales de tráfico, sistema de frenada automática de emergencia capaz de funcionar por debajo de 85 km/h, avisador de ángulo muerto, detector de fatiga, avisador de cambio involuntario de carril, cámara de visión trasera o Head-Up display.

Además de la posibilidad de equipar estos sistemas de ayuda a la conducción, tampoco renuncia a otros sistemas que mejoran el confort y la vida a bordo, como el sistema de ayuda al aparcamiento (en la que el vehículo una vez detectada la plaza realiza las maniobras pertinentes para aparcar en ella), además de sistema de infoentretenimiento compatible con Apple CarPlay y Android Auto de Google e incluso un sistema de carga inalámbrica para smartphones.

Gama de motores: Desde 82 a 130 CV

La gama de motores hace uso del abanico de motores que acostumbra el grupo PSA a hacer uso, con los 1.2 82 CV,  1.2 de 110 CV y 1.2 de 130 CV PureTech, mientras que en diésel sólo tendremos dos opciones, siempre bajo el mismo bloque BlueHDI de 1.6 litros con potencias de 100 y 120 CV. También, las versiones más altas de gama podrán acoplarse a una caja de cambios automática de convertidor de par.

Eso sí, olvídate de tracción a las cuatro ruedas, aunque en su defecto contará con el sistema Grip Control, un control de tracción que ons permite mejorar la adherencia a través de los programas estándar, arena, todocamino o nieve, siempre y cuando tengamos los neumáticos M+S equipados. También irá dotado de un control de descenso de pendientes que funciona a 3 km/h.

Grandes posibilidades de personalización

En este caso no cuenta con los Airbumps estrenados por el C4 Cactus, aunque en su lugar, contará con ocho colores para la carrocería, cuatro para el techo, diversos ambientes para personalizar el habitáculo, creando de esta forma hasta 90 combinaciones posibles de colores en la carrocería. Las llantas de aleación serán de 16 y 17 pulgadas.

Su habitáculo no esconde grandes sorpresas en su distribución respecto a lo que hayamos podido ver hasta la fecha en el C3, resultando muy similar y ofreciéndonos en su tapicería la posibilidad de combinar cuero y tela.

Citroën C3 Aircross 2018

Si te interesa esta noticia...