¿Guerra a los clásicos? El gobierno estudia acabar con sus exenciones fiscales

0

Para muchos, no será sorpresa, porque era una deriva que se veía venir desde algunas administraciones tras las últimas medidas que habían tomado para limitar la circulación de vehículos de una edad determinada -o incluso sacarla de ciertos entornos- sin excluir a los vehículos clásicos de la medida.

Actualmente, los técnicos de Hacienda españoles se encuentran estudiando la retirada de la bonificación fiscal con la que cuentan los vehículos clásicos en nuestro país, aprobada en el año 1998 con el objetivo de proteger el patrimonio histórico automovilístico y que a través de la ley 50/1998 del 30 de diciembre daba a los ayuntamientos potestad para aplicar una deducción de hasta el 100% en la cuota del impuesto de circulación de vehículos históricos o que contasen con más de 25 años, logrando así un acercamiento a políticas similares que se ejecutaban en otros países de la Unión Europea.

Son varios los motivos que les habría llevado a estudiar la derogación de una exención fiscal como la existente, pero fundamentalmente aluden a motivos medioambientales y a que además, el valor de reventa de muchos de estos vehículos clásicos ha aumentado considerablemente en el mercado (algunos lo llamamos burbuja, te dejamos elegir el apelativo que más adecuado te parezca para el marco en el que nos encontramos).

¿Guerra a los clásicos? El gobierno estudia acabar con sus exenciones fiscales

AEA (Automovilistas Europeos Asociados) ya ha alzado su voz en contra de esta medida que pretenden imponer, ya que aseguran que supondrá una pérdida irreparable de una parte de nuestro patrimonio en material del automóvil ya que supondrá otra carga económica que se suma a las ya existentes derivadas del costoso mantenimiento de muchos de estos vehículos. Además, aseguran que eliminar esta exención fiscal no repercutirá prácticamente en las arcas de los ayuntamientos, ni tampoco en la contaminación porque su cifra sobre el porcentaje total de vehículos es marginal. Un argumento que no nos parece descabellado a todas luces, porque muy poca gente usa estos vehículos para uso diario, ya que muchos de ellos cuentan con restricciones anuales de kilometraje a nivel de seguro.

Donde sí que tendría más sentido la aplicación de esta medida es en el caso de gente que por sus condiciones económicas, hace uso de coches viejos para sus desplazamientos diarios porque su economía no le permite adquirir un vehículo más nuevo.

En cualquier caso, de suprimirse finalmente esta bonificación, es de esperar que como mínimo se sigan beneficiando de otras tantas como los seguros más económicos o las ITV más laxas y espaciadas en el tiempo.

Si te interesa esta noticia...

Update CMP