Motor, competición y nuevos lanzamientos

Cómo desprestigiar la seguridad de la Fórmula 1, por la Iglesia

9
Accidente Robert Kubica Canada

No sé si esto habrá causado un poco de vergüenza en el Vaticano o en la propia Iglesia,pero si no lo ha hecho, debería hacerlo. La Iglesia cree que lo que salvó a Robert Kubica de su accidente en Canadá no fueron las medidas de seguridad de su BMW Sauber F1, sino un milagro obrado por el difunto Papa Juan Pablo II, que está inscrito en el casco del polaco. Tal es esta historia, que el Vaticano podría llamar a Kubica para que testimoniase sobre su accidente, por si hubiese sentido o visto algo extraño.

Noticias como esta parecen tirar a la basura muchos, muchísimos años de trabajo, de esfuerzo por parte de miles de ingenieros y expertos en seguridad. Cómo no, también se tiran millones de euros, cantidades estratosféricas gastadas para mejorar la seguridad de la Fórmula 1. Elementos como el Hans de los pilotos (parte que resguarda el cuello) fue el elemento de seguridad que le salvó la vida a Kubica, el que le retuvo el cuello de esas horribles fuerzas de la física, y el que debería tener todo el protagonismo.

No soy quién para juzgar, pero muchos deberían ser más humildes y aprender de los valores de muchas personas que se han dejado la piel en otros, un poco de reconocimiento no vendría mal.

Vía: El Mundo

Si te interesa esta noticia...
  • JUAN RAJS GRZEBIEN

    Lo uno no quita lo otro, sí bien por un lado soy un fanático de las carreras de autos, por el otro soy y con mayor énfasis creyente y católico, a nadie cabrá duda la santidad de nuestro anterior Papa, Juan Pablo segundo, no dudo de los esfuerzos que han hecho los ingenieros por mejorar la seguridad de los coches de carrera, que además vemos reflejada en nuestros automóviles de uso diario, pero como creyente también sé que Dios hace milagros hoy, y que bien la intercsión de Juan Pablo segundo puede haber favorecido el hecho de que a Robert Kubica no le haya ocurrido nada, para los que tenemos fé, eso es posible, porque es para pensar seriamente que al menos, sin la intervención de Dios,habría tenido oor lo menos algún rasguño, por otra parte pensemos en la declaraciones del piloto, el mismo dice que a él lo salvó un poder de lo alto, le creeremos a él o no. CON FE TODO ES POSIBLE. Que EL SEÑOR JESUS les bendiga y les guarde.

  • Daniel Piñas

    Gracias por la bendición, Juan.

  • BOGUSLAW RAJS GRZEBIEN

    CREO FIRMEMENTE QUE LA INTERCESIÓN DEL SIERVO DE DIOS PAPA JUAN PABLO SEGUNDO SALVÓ A ROBERT KUBICA DE LA MUERTE. POR ESTO EL VATICANO LO ESTÁ INVESTIGANDO, YA QUE ROBERT KUBICA LLEVA EL NOMBRE DEL PAPA JUAN PABLO II INSCTRITO EN SU VEHÍCULO DE FÓTMULA 1, ES LÓGICO.
    LO CURIOSO ES QUE YO TENGA UN NOMBRE POLACO Y SEA HIJO DE POLACOS,MI HERMANO CARNAL JUAN, TAMBIEN PUES SU NOBRE POLACO ES ZBIGNIEW JAN RAJS Y NO JUAN RAJS, EL PAPA JUAN PABLO II QUE VIVE EN EL CIELO, E POLACO. ÉL VIVE YA ASÍ O DECLARÓ LA IGLESIA AL HACERLO SIERVO DE DIOS Y QUE EL PILOTO ROBERT KUBICA SEA POLACO O HIJO DE POLACOS COMO YO EN CHILE, Y EL PILOTO ROBERT KUBICA ES O POLACO ONACIONALIZADO SUIZO, ALEMÁN O AUSTRÍACO, NO SÉ CON PRECISIÓN.
    ´POR TANTO, QUE EL SEÑOR LOS BENDIGA Y LOS GUARDE,AMÉN QUE HAGA LUCIR SOBRE USTEDES LA LUZ DE SU ROSTRO, AMÉN. QUE LES CONCSDA LO QUE LE PIDEN DE CORAZÓN. AMÉN. Y QUE LA BENDICIÓN PODEROSA DE DIOS,PADRE, HIJO Y ESPÍRITU SANTO DESCIENDA SOBRE USTEDES Y LOS ACOMPAÑE SIEMPRE. AMÉN GRACIAS SEÑOR JESÚS
    AÚNQUE DOY LA BENDICIÓN DE DIOS PODEROSO, NO SOY SACERDOTE, SINO LAICO Y DE LA RENOVACIÓN CARISMÁTICA Y HE VISTO Y HE OIDO QUE EL SEÑOR A TRAVÉS DE VARIOS SACERDOTES Y LAICOS REUNIDOS, HACE LOS MISMOS MILAGROS DEL EVANGELIO. AL RESPECTO LÉASE EL LIBRO JESÚS ESTÁ VIVO DEL PADRE EMILIANO TARDIF. LEAN Y USTEDS VERÁN QUE HACEN, SI ENTRAN O NPO A UN GRUPO DE ORACIÓN DE LA RENOVACIÓN CATÓLICA CARISMÁTICA, PERO CREO QUE JESÚS QUIERE QUE LEAN EL LIBRO Y ENTREN AUN GRUPO DE ORA´CIÓN CATÓLICO-CARISMÁTICO
    BOGUSLAW RAJS

  • Vidal

    Simplemente creo que todo esto son tonterias. La actual seguridad en los Formula uno es increible, y no hay porque quitar meritos a dicha seguridad. Ni el difunto Juan Pablo ni nadie a echo ningun milagro.

  • JUAN RAJS GRZEBIEN

    Buenos días, a VIDAL le solicitaría que cumpliera con lo que dice al final del primer párrafo de AÑADE TU COMENTARIO, esto es “te pedimos un mínimo de educación y tolerancia”, el puede tener su opinión y yo la mía, pero eso no lo autoriza a tratar mí opinión – valga la redundancia – como una tontería, respeta y serás respetado, que agradable sería el mundo sí no nos ofendieramos mutuamente en forma gratuíta y, con respecto a que el difunto Papa Juan Pablo no ha HECHO (con “H” y no sin ella) ningún milagro tiene razón -pero, por desconocimiento- puesto que los milagros son sólo obra del ESPIRITU SANTO, y no de quienes interceden ante DIOS. Yo mismo vivo gracias a uno de esos milagros, en 1981, conduciéndo un Citroen Visa, fui impactado por otro vehículo (sin contar con la seguridad de los F1), me arrastré “de techo” más de 200 mts. y ante la incredulidad de la gente, salí sin ningún rasguño gracias a la Divina Providencia. BENDICIONES, JUAN.

  • Nestor

    ¿Entonces si voy a misa todos los domingos, ya no hará falta que me ponga el cinturón cuando conduzco, no? Por favorrr, un poco de seriedad.

    Yo, sinceramente, prefiero confiar mi vida al HANS, al cinturón de seguridad y al sentido común al volante antes que a un “ente” abstracto que tiene tantas posibilidades de existir como de no hacerlo. Ahora, si la única manera de que algunas personas apliquen el sentido común cuando conducen es que crean en un dios que les castigará si no se comportan como es debido, allá ellos.

    Citando a Dan Barker: «La verdad no demanda creencias. Los científicos no unen sus manos cada domingo, cantando “¡Sí, la ley de gravedad es real! Creo en mi corazón que todo lo que sube tiene que bajar. ¡Tendré fe! ¡Seré fuerte! ¡Amén!”. Si lo hicieran, pensaríamos que no están bastante seguros de ello».

    Que la física os guarde, saludos.

  • JUAN RAJS GRZEBIEN

    Don Daniel, disculpe sí uso este espacio para contestarle a Néstor, sé que se trataba de la seguridad de los F1 y de un posible milagro que le haya salvado la vida al piloto Robert Kubica, pero no tengo otro medio para hacerlo. Don Néstor, de dónde saca Ud. que yendo a misa uno hace vida su religión, ese sería uno de los puntos pero no, el más importante, sin fé, la misa de muy poco serviría, en cuanto al uso del cinturón de seguridad y otros implementos que nos protegen en nuestros automóviles, la iglesia, no sólo no se opone a ello, sino más bien lo recomienda, por sentido común, “ayudate, que DIOS te ayudará” sí Ud. prefiere confiar su vida al HANS, al cinturón y demases. allá Ud., yo por mí parte prefiero confiarsela al único DIOS VIVO y VERDADERO, no un “ente abstracto” como Ud. lo llama y, que además es un PADRE BUENO y MISERICORDIOSO, lleno de AMOR por sus hijos, como se vé que Ud. ha de ser uno de esos que ahora llaman agnósticos, que no son “ni chicha ni limonada” que dicen yo no creo, pero a lo mejor existe, ¿en que quedamos, existe o no? En cuanto a la “VERDAD” en Juan 8,32 dice: La verdad nos hace libres”, libres para pensar como cada uno de nosotros quiera, sin necesidad de ser recriminados por los demás por nuestra forma de pensar o Ud. se opone a la libertad de pensamiento, y en cuanto a la existencia de DIOS, yo le garantizo que un día, Ud. lo conocerá, para cada uno exite un tiempo y DIOS es sumamente respetuoso en el tiempo de cada uno.Lo raro en todo esto sería, que yo confiándo en un DIOS VIVO y VERDADERO, no creyera que ÉL sigue obrando milagros hoy. Que EL SEÑOR JESUS LOS BENDIGA, LOS GUARDE y LOS LLENE DE SU PAZ y AMOR. JUAN.

  • TT

    La verdad no demanda creencias. Los científicos no unen sus manos cada domingo, cantando “¡Sí, la ley de gravedad es real! Creo en mi corazón que todo lo que sube tiene que bajar. ¡Tendré fe! ¡Seré fuerte! ¡Amén!”. Si lo hicieran, pensaríamos que no están bastante seguros de ello. Con todo respeto y tolerancia.
    Toleren ustedes mi creencia en todo caso.
    Chau