Motor, competición y nuevos lanzamientos

El corredor de emergencia y su aplicación en la circulación de motos

2

Por suerte o por desgracia, soy de esos conductores que se ven en la obligación de circular a diario por carreteras congestionadas de la capital; esas que en las llamadas “horas punta” se convierten en una trampa para miles de conductores que acuden a sus puestos de trabajo cada mañana. Hay veces que me toca sufrirlo en coche, otras en moto, pero lo que está claro es que no es agradable hacerlo de ninguna de las dos maneras.

Ese escenario, aparte de ser un generador de aburrimiento y enfado a partes iguales, trae consigo una serie de dificultades que las autoridades no han sido capaces de solucionar hasta el día de hoy: el paso de vehículos de emergencias y la circulación de motocicletas.

Rara es la vez que estando detenidos en un embotellamiento no tengamos que apartarnos como podamos para dejar paso a algún vehículo de emergencia, que en muchas ocasiones acude a socorrer al causante del atasco. El tiempo que tardan esos servicios en llegar a socorrer a los accidentados es crucial para su asistencia, ya que reducir en cuatro minutos el tiempo de traslado de un herido puede aumentar sus probabilidades de supervivencia hasta en un 40 %.

El corredor de emergencia y su aplicación en la circulación de motos 4

Instituciones como el RACE llevan tiempo solicitando la regulación de un sistema que ponga de acuerdo a todos los conductores “atascados” para apartarse de forma ordenada y coordinada, lo que se ha venido a llamar el corredor de emergencia. Un sistema implantado en países como Austria, Alemania, República Checa o Suiza, que consiste en que cuando se aproxime un vehículo prioritario, los ocupantes del carril izquierdo se desplacen hacia la izquierda y los ocupantes del resto de carriles hacia la derecha para dejar libre un “carril” de paso para emergencias.

Esta sencilla solución, presenta ciertos problemas en su aplicación práctica, sobre todo porque los conductores, en nuestro afán por llegar antes, nos pegamos impulsivamente al vehículo que nos precede, somos incapaces de maniobrar para dejar paso y lo único que conseguimos es dejar el coche en diagonal ocupando el doble. También existe el frecuente caso de aquéllas personas que circulan metidas en una burbuja ajena al mundo exterior, y no se percatan de la presencia del vehículo de emergencia, por muy potente que sea su sirena, hasta que éste lo ha rebasado.

En cualquiera de los casos se pierde la eficacia de la medida, por lo que sería mucho más efectivo concienciar a la gente de que en caso de encontrarse con una retención, y sin necesidad de que un vehículo de emergencia se aproxime, adopten la posición más externa del carril por el que circulen, el margen izquierdo del carril los que circulen por el izquierdo, y el margen derecho los demás. De este modo, el corredor de emergencia siempre estaría disponible, mejorando notablemente los tiempos de respuesta de los servicios prioritarios.

El corredor de emergencia y su aplicación en la circulación de motos 2

Además, esta medida ayudaría a solucionar otro de los problemas no resueltos en los atascos. Me estoy refiriendo al lugar por el que deben circular las motocicletas. En la actualidad, los vehículos de dos ruedas se ven obligados a zigzaguear a escasos centímetros de los coches para buscar un hueco por el que poder seguir usando la agilidad que proporciona ese medio de transporte. Hace años se habló de habilitar el arcén –que muchas motos ya usan de forma indebida aunque casi obligatoria- para ese menester, pero la medida quedó finalmente desechada.

En el caso de que existiera un corredor de emergencias “permanente” en los atascos, éste podría ser utilizado para que las motocicletas circularan con seguridad y rapidez; una ventaja añadida para fomentar el uso de este tipo de vehículos, que ayudan a descongestionar en gran medida nuestras ciudades, ya que si cada motorista condujera un coche el tráfico sería inasumible en muchas ciudades.

Habrá conductores de coches que al leer estas líneas puedan estar en desacuerdo, ya que no son pocas las personas a las que he oído decir que si en un atasco los coches están detenidos, las motos tienen que aguantarse y esperar igual. Lo cierto es que las motos van a seguir aprovechando sus cualidades para llegar antes, en nuestra mano está que sigan haciéndolo por el peligroso “carril imaginario” que dejan los coches, a escasos centímetros de los retrovisores y pisando constantemente la resbaladiza línea que divide los carriles, o lo hagan de forma segura y regulada. Hay espacio para todos, la cuestión es saber utilizarlo.

El corredor de emergencia y su aplicación en la circulación de motos 1

Bajo mi humilde perspectiva, no nos vendría mal una regulación clara -y contundente- para enseñar a los conductores cómo usar debidamente los carriles de las vías rápidas, que además de regular la obligación del corredor de emergencia, sirva para erradicar malos hábitos como el uso indiscriminado del carril izquierdo o la falta de respeto a las distancias de seguridad.

Déjanos tu opinión y experiencias sobre el tema en la zona de comentarios. ¿Crees que sería una buena medida la implantación en nuestro país de un corredor en atascos para vehículos de emergencia y motocicletas?

Si te interesa esta noticia...
  • Marisol Carrasco

    Comentario de Miguel Herrera en FB:
    El texto se ajusta al más estricto sentido común. Quienes conducimos vehículos de emergencia sabemos que llegar al lugar del suceso se convierte en ocasiones, en un slalom demencial. El problema es que esto es España. Un país donde las reglas no se conocen, y si se conocen son para aprovechar en exclusiva lo que nos beneficia, y si no, para que las cumplan los “pringaos”. No es Alemania. Aquí la disciplina se interpreta como sumisión, y la obediencia como debilidad. Sea cual sea la norma que se adopte, debería enseñarse en las escuelas, para que los futuros conductores la interiorizaran desde la infancia.

  • m,

    Chapó