Motor, competición y nuevos lanzamientos

Detroit Electric SP:01, el deportivo eléctrico que hace el 0-100 km/h en menos de 4 segundos

0

Es posible que la marca Detroit Electric no te suene de nada, y es normal, pero la realidad es que es una marca con mucha historia. Su nacimiento data del año 1906, sin embargo, en 1939 cesó su actividad y no ha sido hasta el año 2008 cuando comenzó a retomarse, gracias a un ex directivo de Lotus (Albert Lam) que logró una serie de inversiones para poder llevar a cabo el proyecto.

Y viendo las imágenes, posiblemente, te venga a la cabeza el Lotus Elise. Tu cabeza no te engaña, se trata de un modelo realizado sobre la base del chasis de aluminio de un Elise, junto con una carrocería en fibra de carbono. Otra curiosidad, es que a tenor de que su nombre pueda sugerirte de que se trata de un coche de producción americana, nada más lejos de la realidad, se produce en Reino Unido, más concretamente en Leamington Spa. ¿El peso del conjunto? 1.175 kg correspondientes a la variante Performance.

El Detroit Electric SP:01 tiene una gran aspiración: ser el deportivo 100% eléctrico más rápido del mundo en este momento. Argumentos no le faltan, ya que en la versión más potente de 210 kW -aproximadamente 286 CV- podrá realizar el 0-100 km/h en 3,7 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h. El paquete de dos baterías de litio de 37 kWh (protegidas por una cúpula realizada en composite) le permiten lograr una autonomía que oscila entre los 222 y 300 km.

Otro punto destacable de este nuevo deportivo es su trabajada aerodinámica. Más allá de lo que pueda exhibir su alerón posterior de grandes dimensiones y difusor trasero para aumentar su estabilidad a grandes velocidades, también por las entradas y salidas de aire existentes en el frontal que se han rediseñado respecto al prototipo y se están pensadas para optimizar el flujo de aire en el sistema de ventilación, calefacción y aire acondicionado, permitiendo así una mayor eficiencia.

El próximo año 2015 arrancará su comercialización en Norteamérica, Europa y Asia a un precio que debería rondar los 100.000 euros.