El CEO de Stellantis comienza a preocuparse por la masiva llegada de coches chinos eléctricos a Europa a precios más baratos

0

Durante los últimos meses, estamos viendo una avalancha de marcas chinas llegando a Europa, y las que ya estaban presentes, haciendo campañas precios mucho más agresivas. Como bien sabes, los fabricantes tradicionales que ya estaban asentados desde hace años en el Viejo Continente, han experimentado una subida sin precedentes en el precio de sus vehículos durante los últimos tiempos, que no atiende únicamente a la inflación, sino a un cambio de estrategia por el cual pretenden perseguir más el beneficio por unidad vendida y no por volumen.

Y este cóctel está dando como resultado que los fabricantes tradicionales estén perdiendo poco a poco cuota de mercado en favor de estos fabricantes chinos. Por el momento no es algo muy destacable, pero lo cierto es que de seguir así, en un futuro puede suponer un problema mucho más importante. Y Carlos Tavares, CEO de Stellantis, ya ha manifestado su preocupación por cómo la industria automovilística europea va a tener que pelear contra las marcas llegadas de China.

El director de Forvia (el nombre resultante tras la adquisición por parte de Faurecia de Hella) asegura que los fabricantes chinos pueden construir un modelo eléctrico por 10.000 euros menos de media que un fabricante europeo, debido a los costes de producción son muy inferiores en aquel país.

Y… ¿qué propone Tavares en medio de todo esto? reindustrializar Europa para volver a traer toda la capacidad de producción perdida, algo que cree que hará los precios más competitivos frente a los vehículos chinos. Pero también, cree que debería aplicarse una política comercial que grave más a los vehículos chinos para proteger a los europeos tal y como pasa en Estados Unidos, donde los vehículos chinos importados tienen unos altos impuestos.

De no suceder ninguna de las dos cosas, Tavares cree que se tendrán que tomar decisiones duras, como reducir la producción, despidos masivos y reubicar el resto de la producción en otros países más económicos.

Vía: Automotive News

También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.