El diablo de los aros empieza a asomarse: Audi R8 V10

r8_gets_new_v10.jpg

La evolución continúa, y después de llegar la esperadísima confirmación del propulsor que llevará el R8 más potente, ahora quedan multitud de cabos por atar.

Uno de ellos es el caballaje exacto que poseerá el motor, sabiendo ya que será atmosférico podemos tener una línea donde basarnos. El V10 procedente del Gallardo tiene 520 caballos, y una de las opciones principales es que el motor quede intacto, es decir, que no se amanse para que cueste menos.

Si usan el V10 origina el precio del R8-RS aumentaría considerablemente, pero aún así seguiría habiendo un gran salto entre éste y el Lamborghini, el salto que hay entre un Audi y un Lamborghini.

520 caballos es una buena cifra para el súper-R8, que no tardará en llegar. Si se hubiese conseguido adaptar al V10 TFSI del RS6 posiblemente estaríamos hablando de algo muy distinto, pero para bien o para mal finalmente el V10 atmosférico será la solución definitiva.

Ahora es cuando nos cuestionamos… 520 caballos, tracción quattro y una aerodinámica tan eficiente como la del Honda NSX. ¿Qué diablos va a salir de la fábrica de Stuttgart? 

Vía: Autoblog

Si te interesa esta noticia...
Comentarios