Motor, competición y nuevos lanzamientos

El Jaguar XE recibe tracción total AWD: Las condiciones climatológicas ya no son un problema

0

Aunque desde su llegada al mercado éramos conscientes de que tarde o temprano recibiía en la gama un sistema de tracción total, hasta la fecha no estaba disponible. En este caso, y coincidiendo con la introducción del nuevo Model Year, Jaguar ha anunciado la nueva tracción total para el modelo. Esto resulta especialmente útil para aquellos que normalmente tengan que conducir en climatologías adversas o que bien, suelan realizar algunas escapadas eventuales a la nieve.

Eso sí, lo hará únicamente en una sola motorización: el 2.0 diésel de 180 CV con la caja automática de ocho velocidades. El sistema de tracción total está heredado directamente de los empleados en el F-Pace, XF y F-Type, aunque con algunas adaptaciones para el uso particular del XE. Frente a la variante de propulsión trasera, supone un incremento de 125 kg extra de peso, algo que obviamente repercute negativamente en sus prestaciones, aunque no en exceso: su 0-100 km/h es ahora de 7,9 segundos (+0,1), mientras que su velocidad máxima es ahora de 3 kilómetros menos por hora, es decir, 225 km/h. El consumo medio homologado pasa a ser de 4,7l/100 km.

El Jaguar XE recibe tracción total AWD: Las condiciones climatológicas ya no son un problema 2

Con este sistema de tracción, en condiciones cotidianas el par siempre se transfiere al eje posterior, pero en el momento en el que el sistema Intelligent Driveline Dynamics IDD predice que va a perder tracción (o cuando pretenda reducir el sobreviraje), es en ese preciso momento cuando activa la transferencia de par al eje delantero. El sistema consta de un embrague multidisco bañado en aceite y que está controlado electrónicamente, siendo capaz de ser conectado en tan sólo 165 milisegundos, trabajando de forma conjunta con los sistemas de Control dinámico de Estabilidad (DSC), Adaptive Surface Response (AdSR), Torque Vectoring y Jaguar Drive Control.

También se ha aprovechado esta renovación para introducir el nuevo InControl Touch Pro con una pantalla de 10,2 pulgadas con función de navegación estimada que permite proseguir la ruta en base a estimaciones cuando perdemos la señal GPS.

El precio en España es 2.900 euros más caro que la variante de propulsión equivalente: 42.400 euros.

Si te interesa esta noticia...